Candidato argentino denuncia presiones para cambiar índice de inflación

Opositores estiman que en el país la inflación es al menos el doble de lo que se informa oficialmente.

El candidato presidencial argentino Hermes Binner denunció haber recibido presiones del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para modificar los índices de inflación en Santa Fe, la provincia que gobierna.

“Me ha llamado Moreno para decirme: 'deja de poner esos números y pon los que te digo yo'. Así, textual” , comentó Binner en declaraciones a un canal de televisión de la ciudad de Rosario que reproducen hoy los medios de Buenos Aires.

“Lo más importante que tenemos hoy es la falta de confianza. Tenemos un Indec (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) mentiroso y en el que nadie cree, y por eso llaman al Ipec (Instituto Provincial de Estadísticas y Censos)” santafesino, consideró.

El socialista Binner, que gobierna desde 2007 a Santa Fe (centro) , comentó que Moreno obviamente “sabe” que el Ipec es un organismo autónomo, pero ratificó que el polémico funcionario del Gobierno nacional igualmente le llamó “varias veces” para decirle “baja los números”.

En una reciente entrevista con Efe, Binner, cuarto en las primarias de agosto pero según varias encuestas el candidato con más opciones de mejorar sus resultados en las presidenciales del 23 de octubre, aseguró que el problema que más le preocupa es la inflación.

Las estadísticas oficiales de inflación argentinas han sido fuertemente cuestionadas por analistas privados desde enero de 2007, cuando se introdujeron cambios metodológicos en la medición.

Varias consultoras privadas calculan que la inflación real más que duplica a la que informa el Indec, pero han sido multadas por la Secretaría de Comercio Interior para evitar que difundan sus propias mediciones, un asunto que se dirime en la Justicia y en el que interviene el juez Alejandro Catania.

Hace unos días la oposición repudió la decisión de este magistrado de solicitar a diarios de Buenos Aires datos de los periodistas que escriben noticias sobre la inflación.

Según informó el diario El Cronista, Catania pidió nombres, direcciones y teléfonos de periodistas que hayan publicado notas sobre la inflación en el marco de la causa penal que inició Moreno contra los economistas Carlos Melconian y Rodolfo Santangelo por difundir índices de precios alternativos a los del Indec.

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) manifestó su “grave preocupación y enérgico repudio” por la orden de Catania y dijo que esta situación “conlleva un riesgo claro de censura indirecta y de potencial restricción a la libre información de la ciudadanía”.

Por esta situación, un grupo de diputados opositores decidió tomar las diferentes mediciones privadas, elaborar un promedio y difundirlo públicamente.

De acuerdo con datos gubernamentales, los precios al consumidor subieron un 10,9 por ciento en 2010, aunque estudios privados triplicaron el porcentaje oficial.

Para 2011 el Gobierno prevé que la inflación será del 8,9 por ciento, mientras que consultores privados vaticinan que el alza será cercana al 30 por ciento.