"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

Caos y destrucción en Nepal

Un sismo de magnitud 7,8 causó más de 1.500 muertos, provocando además una avalancha que sepultó un campo de alpinistas en el Everest. Pánico en Katmandú, mientras se buscan sobrevivientes entre los escombros.

El terremoto sorprendió a los nepalíes casi al mediodía del sábado. Según cifras oficiales, el 40% del país quedó destrozado por el sismo. / AFP

Eran las 11:56 del sábado cuando la calma se vio sacudida por el terrible remezón de tierra. “Todo empezó a temblar. Todo se caía. Las paredes en torno a la vía principal se derrumbaron. Las puertas de los estadios colapsaron”, dijo Anupa Shrestha, un residente de Katmandú, capital de Nepal. Una responsable de la embajada de Holanda en esa ciudad, Kari Cuelenaere, contó que una piscina se vació por completo en un hotel donde celebraban la fiesta nacional holandesa. “Fue horrible, de repente todo el agua salió de la piscina y mojó a todos, los niños empezaron a gritar”. Apenas unas escenas del horror que vivió Nepal el sábado cuando un terremoto de 7,8 puntos en la escala de Richter sacudió la tierra. Según el balance oficial, serán más de 1.500 las víctimas de este sismo, el más mortal de los últimos 80 años en ese país, cuando un terremoto causó 8.500 muertos, y el más grave desde el temblor de Haití en 2010.

Gran parte de Nepal, un país con 28 millones de habitantes, está reducido a escombros. Más de la mitad de los muertos están en el valle de Katmandú. El epicentro se situó a 50 kilómetros de la capital. Las comunicaciones están colapsadas y hacen temer que la tragedia humanitaria será de proporciones mayores. Templos y monumentos históricos quedaron reducidos a la nada, incluidos el conjunto arquitectónico de la Plaza Durbar y la Torre Dharahara, declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco. “Todos los templos están destrozados”, relata Kashid Shresta, un escritor nepalí al frente de la plaza Durbar. “Esto se una tragedia nacional”, agregó.

El sismo también dejó más de 20 muertos en los vecinas China, India y Bangladesh. Allí el sismo duró entre 30 segundos y dos minutos y se sintió en varias zonas del norte de India, confirmó Laxman Singh Rathore, director general del Departamento Meteorológico de India, que aseguró que se produjo una réplica de magnitud de 6,6, veinte minutos después del primer sacudón. Al menos 26 personas murieron en India, sobre todo en el Estado oriental de Bihar. En Nueva Delhi, el edificio de la AFP tuvo que ser evacuado en dos ocasiones, indicó un corresponsal de la agencia. “Estamos todavía recogiendo información y estamos tratando a ayudar a los afectados, en nuestro país y en Nepal”, dijo en Twitter el primer ministro indio, Narendra Modi.

Según la agencia de noticias china Xinhua, dos personas, entre ellas una mujer de 83 años, murieron en Tíbet como consecuencia del terremoto. El sismo también se sintió en varias regiones de Bangladesh, provocando escenas de pánico en la capital Daca, donde los habitantes salieron corriendo a las calles. En una fábrica textil de Savar, en las afueras de Dacca, al menos 50 trabajadores resultaron heridos en una estampida provocada por el terremoto. En 2011, un terremoto de magnitud 6,9 sacudió el nordeste de India, y alcanzó Nepalcon un saldo de 110 muertos.

Un paisaje devastador

“Ha habido muertos en todas las regiones excepto en el extremo oeste. Todo nuestro personal de seguridad ha sido desplegado para rescatar y atender a los necesitados”, explicó un portavoz de la policía nepalí, Kamal Singh Bam, a la AFP. “A mi alrededor, los muros de las casas se cayeron. Todas las familias están fuera, en el patio, acurrucadas las unas contra las otras, los temblores continúan”, constató el corresponsal de la agencia en Katmandú.

Los medios locales mostraron imágenes de la devastación absoluta, con calles agrietadas y llenas de escombros, además de cientos de heridos esperando ayuda. “Mi casa en Ranipauwa, cerca de Katmandú, está totalmente destrozada, pero estamos vivos”, dijo Puja Lama. Anish Chettri contó que su pueblo quedó totalmente destruido. El terremoto cortó vías de acceso a la capital y causó daños en el aeropuerto internacional de Katmandú, que tuvo que cerrar “por motivos de seguridad”, según su director, Birendra Prasad Shrestha. También provocó cortes eléctricos y telefónicos. “Centenares de personas se encuentran enterradas y aún no han podido ser rescatadas”, señalaba Sarita Pariyar, del distrito de Sundupalchowk. De acuerdo con las organizaciones humanitarias aún no es posible precisar lo terrible de la situación.

“La devastación está por todas partes”. Vi cómo los escombros de un edificio se desplomaban y golpeaban a dos personas en la New Road”, cuenta Yogesh Sitaula, mientras camina por la ciudad. “Hay edificios y muros derrumbados por todas partes. La gente es asistida en plena calle, los hospitales no dan abasto”. En el aeropuerto solo aterrizan aviones con ayuda de emergencia. La confusión reina en las calles y el recuento de víctimas, que prosigue interminable, ha hecho que el Gobierno decrete el estado de emergencia.

“Hay muchísima gente caminando desconcertada por las calles. Están confusos y asustados; muchos lloran”, relató un testigo a la CNN desde Katmandú. “Caminan con sus familiares y sus mascotas en brazos, sin atreverse a ponerse bajo un techo. Se sabe que hay mucha gente atrapada en los escombros y decenas de voluntarios tratan de rescatarlos”, añadió.

Avalancha en el Everest

Nepal alberga la cordillera más alta del planeta. En ella se encuentra la principal cumbre de la Tierra, el Everest, que llega a una altura de 8.848 metros. Otras 14 cimas de esta cordillera también superan los 8.000 metros. Según responsables locales una avalancha causada por el terremoto dejó 10 muertos, “incluidos alpinistas extranjeros”, en el campo base del Everest, donde cientos de montañistas se habían reunido ante el comienzo de la temporada anual de escalada. “El alud del Monte Pumori alcanzó el campo base y sepultó una parte”, indicó a la AFP Gyanendra Kumar Shrestha, del ministerio nepalí de Turismo. Un periodista de la AFP, Ammu Kannampilly, que se hallaba entre las personas que quedaron bloqueadas en el campo, explicó que los helicópteros no podrán acceder a la zona ya que está nevando.

Dos experimentados montañistas contaron, por su parte, que el pánico se apoderó del campo base, que estaba lleno de gente y sufrió “graves daños”. Otra persona explicó que el terremoto provocó una “enorme avalancha”. “Tuve que salir corriendo de mi tienda de campaña para salvar la vida. Ileso. Mucha, mucha gente, en la montaña”, tuiteó el montañista rumano Alex Gavan, que se disponía a escalar el cercano Lhotse, el cuarto pico más alto del mundo.

Según testimonios de montañistas en la falta de la montaña más alta del mundo, señala que hay muchos muertos aunque no lograron precisar las nacionalidades. Javier Camacho Giménez, montañista y fotógrafo, le dijo a la agencia Efe que un número importante de escaladores están heridos. La avalancha, según el español Ricardo Fernández, se precipitó desde el pico Pumori y sepultó algunos campamentos, especialmente los uqe integraban chinos y japoneses.

La situación, según le dijo Camacho a Efe, es un “caos”. Alex Gavan, alpinista rumano dijo en su cuenta de Twitter que la enorme avalancha provocó que muchos salieran hacia sus tiendas para salvar sus vidas. “Hay mucha gente en la montaña”, dijo.

Ayuda internacional

Los reyes Felipe VI y Letizia de España enviaron un telegrama de condolencia al presidente de Nepal, Ran Baran Yadav, y el primer ministro indio, Narendra Modi, convocaba de urgencia a su gabinete para tratar de responder a los efectos de la tragedia tanto en la India, donde se han registrado 34 muertos, como en el vecino Nepal. Modi ordenó el envío además de un avión que ya llegó a Katmandú con tres toneladas de equipamiento y un cuerpo de especialistas en catástrofes, al tiempo que otros países iban anunciando el envío de ayuda. China envió un equipo de rescate con 40 expertos.

Israel informó de que enviará equipos de rescate y búsqueda así como médicos en breve y prestarán ayuda en un punto cercano a la zona del desastre. La Unión Europea (UE) anunció que estudia dar ayuda financiera y el presidente de Francia, François Hollande, expresó su solidaridad al tiempo de ofrecer la ayuda de su país. También el presidente ruso, Vladimir Putin, se solidarizó con Nepal, y desde el Vaticano, el papa Francisco sigue “con la oración y con gran preocupación” los sucesos en ese país. Sin embargo, todo parece indicar que aún falta mucho para poder llegar a medir el impacto real de la catástrofe natural.

El país que es el “techo del mundo”

La República Federal Democrática de Nepal es un país sin salida al mar de Asia meridional. Está en el Himalaya, rodeado en el norte por China y en el sur por la India. Hasta 2006 Nepal era el único estado del mundo con el hinduismo como religión oficial. Su historia reciente ha estado marcada por una sangrienta guerra civil que finalizó con el triunfo de los rebeldes maoístas, el establecimiento de un gobierno de unidad nacional y la convocatoria a una Asamblea Constituyente. Este último órgano proclamó el 28 de mayo de 2008 una república federal democrática, que puso término a más de 240 años de monarquía.

 

Temas relacionados