Reincorporación y reconciliación, los dos temas claves a un año del acuerdo de paz con las Farc

hace 2 horas

Capriles capta en Chile la atención de la derecha y protestas de chavistas

Este viernes el líder opositor venezolano se reunirá con el presidente Piñera.

El mandatario chileno Sebastian Piñera y el líder opositor venezolano Henrique Capriles./ EFE
El mandatario chileno Sebastian Piñera y el líder opositor venezolano Henrique Capriles./ EFE

El líder opositor Henrique Capriles planteó en Chile sus denuncias sobre las elecciones venezolanas a sectores de la centroderecha, mientras los partidos de izquierda, incluida la candidata Michelle Bachelet, evitaron reunirse con él y partidarios del chavismo protestaron en su contra.

"Chile es un país democrático, nosotros queremos que en Venezuela funcione la democracia", declaró a los periodistas el excandidato presidencial, que aseguró que llegó este jueves a Santiago "en representación de la mayoría del pueblo venezolano".

Capriles será recibido este viernes por el presidente Sebastián Piñera, probablemente por la tarde, pero no en la sede de Gobierno, según confirmó la portavoz del Ejecutivo, Cecilia Pérez.

De esta forma, Piñera podrá escuchar los reparos de Capriles acerca de la actuación del Gobierno venezolano, con el que el mandatario mantiene relaciones cordiales pese a sus diferencias ideológicas, al tiempo que reduce el impacto diplomático que esa decisión puede tener.

Como antecedente figura la reunión privada que su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, concedió en mayo al opositor venezolano en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

El presidente del Parlamento venezolano, Diosdado Cabello, consideró entonces que esa cita era una "agresión" a Venezuela, mientras que el canciller Elías Jaua dijo que confirmaba que desde Bogotá "hay una conspiración abierta contra la paz en Venezuela".

Este jueves, Jaua acusó al líder opositor de viajar a Chile para "conspirar" con la "ultraderecha" de ese país.

Con esta gira, que le llevará después a Perú, Capriles busca el respaldo de los Gobiernos para que se cumpla un compromiso de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que respaldó un recuento de votos tras las elecciones venezolanas del pasado abril.

Entonces, el gobernador de Miranda denunció fraude en las elecciones tras perder por un estrecho margen de 1,49 puntos porcentuales frente a Nicolás Maduro y exigió una auditoría.

Sin embargo, Capriles y la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) decidieron no participar en una auditoría realizada en Venezuela al señalar que no se analizaron todos los elementos del proceso electoral como los cuadernos de votación, donde el excandidato dice que están las irregularidades que sustentan el supuesto fraude.

La oposición optó finalmente por impugnar los comicios ante el Tribunal Supremo de Justicia, que aún no se pronuncia sobre la solicitud, presentada a principios de mayo pasado.

"Chile es un país hermano que forma parte también de Unasur, que hizo un compromiso después de las elecciones del 14 de abril de Venezuela. Queremos recordar ese compromiso que no se cumplió", dijo el dirigente opositor.

Capriles fue recibido este jueves por figuras de los partidos oficialistas Renovación Nacional (RN) y la Unión Demócrata Independiente (UDI), además de la Democracia Cristiana (DC), el único partido de la Concertación que accedió a reunirse con él.

A título individual, también la alcaldesa de Santiago Centro y exportavoz de Bachelet, Carolina Tohá, del Partido por la Democracia (PPD) -de la Concertación-, recibió aCapriles en su calidad de gobernador de Miranda.

Según dijo, lo hizo por "convicción democrática", aunque manifestó su respeto al proceso electoral vivido en Venezuela.

El líder opositor se reunió después con las directivas de los partidos oficialistas RN y UDI, así como con la Democracia Cristiana, que se desmarcó de la postura de sus socios de coalición, incluido el Partido Socialista, reacios a conversar con el venezolano.

Capriles también fue recibido por los presidentes de las comisiones de Relaciones Exteriores del Senado y de la Cámara de Diputados, todos ellos democristianos.

Tras sostener una cita con el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, mantuvo un encuentro con residentes venezolanos en Chile en la sede del antiguo Congreso. 

Temas relacionados