Casos de microcefalia asociados al zika causan alarma en Centroamérica

Las autoridades de salud de Nicaragua registraron 36 casos de mujeres embarazada que tienen zika, mientras en Costa Rica reportaron 15 casos.

Archivo

En solo tres días, seis mujeres dieron a luz bebés con microcefalia en un hospital de la ciudad hondureña de Choluteca, fenómeno que se asocia a un brote del virus del zika.

La incidencia de casos de microcefalia en esta ciudad de 121.000 habitantes, ubicada a 85 km al sur de Tegucigalpa, desató la alarma de las autoridades de salud.

"Estos seis casos nos han alarmado y pensamos que tienen conexión con el zika, porque anualmente se ha registrado un parto de un niño con microcefalia, pero tener seis en el curso de tres días es alarmante", afirmó a la AFP el epidemiólogo del hospital, Gustavo Avila.

El experto dijo que en el hospital han estado atendiendo a once mujeres embarazadas que adquirieron zika y que solo una de las que ya dieron a luz tuvo un hijo normal.

Los casos de Choluteca son los más graves registrados hasta ahora en Centroamérica, pero la incidencia del zika preocupa a toda la región, debido al poco efecto de los esfuerzos por controlar el mosquito Aedes aegypti, transmisor tanto del zika como del dengue y la chicunguña.

En El Salvador se registra el nacimiento de cuatro bebés con microcefalia relacionada con el zika entre más de centenar de mujeres que contrajeron la enfermedad y que tuvieron hijos normales, según el Ministerio de Salud.

En Guatemala, 16 bebés nacieron con las deformaciones de la enfermedad viral, que consisten en un cerebro y una caja craneal de dimensiones inferiores a las normales.

El Ministerio de Salud informó que se han efectuado pruebas a los niños y no se encontró relación con el zika, pero que se han enviado las muestras a laboratorios especializados de Estados Unidos para que hagan nuevas pruebas que permitan confirmar o descartar la relación.

Las autoridades de salud de Nicaragua y Costa Rica reportan varios casos de zika en mujeres embarazadas, 36 y 15 respectivamente, pero ningún caso de microcefalia asociado al virus.

Secuelas

El médico Saúl Juárez, director del Hospital Regional del Sur en Choluteca, donde se dieron los seis casos hondureños, explicó que la microcefalia puede producir convulsiones, así como problemas motores y cognitivos a los niños que la padecen.

Indicó que los seis bebes afectados recibirán un tratamiento especial para contrarrestar esos efectos negativos.

La ministra de Salud de Honduras, Yolani Batres, informó que en este país se registran 27.869 enfermos de zika este año, 16.860 de dengue y 13.240 de chicunguña.

Las tres enfermedades son transmitidas a los humanos por medio de la picadura del mosquito Aedes aegypti, cuya eliminación es un objetivo de primer orden para las autoridades de salud.

En todos los países se despliegan campañas orientadas a convencer a la población de eliminar las aguas estancadas, que es el medio natural en que el insecto se reproduce.

"El zika es una enfermedad que se puede prevenir con el involucramiento de la población" en el esfuerzo por eliminar el mosquito, "que tiene que verse como una arma mortal, como una ruleta rusa", sentenció la ministra Batres.

En Honduras, funcionarios de salud con el apoyo de unos 2.000 militares e instituciones locales despliegan esfuerzos por destruir los criaderos del mosquito en las viviendas.

Esfuerzos similares se despliegan en los demás países del istmo, pero las cifras de contagio siguen incrementándose de manera constante.

Temas relacionados