CE pide unidad para tratar asuntos de espionaje con EE.UU.

Se llama a impulsar la reforma de las normas comunitarias de protección de datos.

El mandatario estadounidense Barack Obama ha negado el supuesto espionaje del móvil de la canciller, Angela Merkel./ AFP

 La vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Justicia, Viviane Reding, reclamó este jueves a los líderes europeos unidad para responder al supuesto espionaje estadounidense y para poder negociar de igual a igual con Washington las cuestiones relativas a la protección de datos.

Reding, a través de su portavoz, hizo un llamamiento a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión para que aprovechen la reunión que este jueves y viernes celebran en Bruselas para impulsar la reforma de las normas comunitarias de protección de datos.

"Ahora es momento para la acción y no sólo para las declaraciones en la cumbre de la UE", señaló la portavoz Mina Andreeva, que leía un mensaje de la comisaria.

Para Reding, la aprobación de esa reforma sería una "declaración de independencia para Europa", pues le permitiría "presentarse de forma creíble ante EEUU y negociar de igual a igual".

"Sólo si estamos unidos seremos creíbles", subrayó la portavoz.

El mensaje del Ejecutivo comunitario coincide con el expresado esta semana por el Parlamento Europeo (PE), que reclamó a los líderes de los Veintiocho un apoyo claro a la futura normativa de protección de datos, más estricta que la actual y que buscará evitar casos de espionaje.

Los llamamientos de la CE y de la Eurocámara buscan conseguir que la legislación sea aprobada antes de las elecciones europeas de mayo de 2014, pues en caso contrario se retrasaría durante meses.

En los últimos meses se han sucedido las revelaciones sobre supuestos casos de espionaje estadounidense en Europa, con nuevas informaciones esta semana que han llevado a Francia y a Alemania a pedir explicaciones a Washington.

El caso más reciente en saltar a la luz es el del supuesto espionaje del móvil de la canciller, Angela Merkel, que la Casa Blanca ha negado.

"La protección de datos debe cumplirse, sin importar si afecta a los correos electrónicos de ciudadanos o al teléfono móvil de Angela Merkel", subrayó estejueves la portavoz de Reding.