Cesan operaciones militares en Alepo, asegura embajador ruso ante la ONU

Con la evacuación de civiles y rebeldes, los insurgentes temen que ahora Idlib, una de las provincias a donde serán trasladados, sea el foco de ataque del gobierno sirio.

Manifestantes en Downing Street (Londres) piden un paso seguro para los civiles tras el anuncio de evacuación del este de Alepo.AFP

Tras la reunión urgente de este martes en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el embajador de Rusia ante esa organización, Vitaly Churkin, cometió un error de pronunciación: cuando se refería a la destrucción de Alepo —“the destruction”—, su lengua pareció enredarse y en cambio dijo “distracción” —“the distraction”—. Nadie preguntó más y el embajador no pareció interesado en deshacer su yerro. Sin embargo, la “distracción” ha costado la muerte de 489 civiles en el último mes.

Conozca los detalles sobre la evacuación de civiles y rebeldes en Alepo

Lo importante en ese momento era que miles de civiles y rebeldes estaban en proceso de evacuar el este de la ciudad, que lleva cuatro semanas bajo el inclemente asedio de las fuerzas oficiales, que han bombardeado a diestra y siniestra. Los bombardeos llegaron hasta tal punto que uno de los rebeldes aseguró que la única estrategia de grupo era tratar de permanecer vivos. La libertad, que fue su principal bandera desde que se tomaron la ciudad en 2012, parecía haber quedado de lado.

Lea sobre por qué Alepo es la ciudad más afectada por la guerra civil en Siria.

Tanto civiles como rebeldes han muerto en la batalla: más de 1.000 personas (los reportes apuntan también entre 3.000 y 5.000) han muerto desde que comenzaron los bombardeos de manera continua en septiembre y, de acuerdo con reportes “fiables” que llegaron a Naciones Unidas, el gobierno sirio habría ejecutado a al menos 82 civiles desarmados. Entraron a sus casas y los asesinaron. Horas después, se anunció el acuerdo de evacuación, que se hizo realidad tras una conversación entre Turquía, que apoya a los rebeldes, y Rusia, que apoya a las fuerzas del presidente sirio, Bashar Al Asad, desde septiembre de 2015.

Este fue el testimonio de Bilal Abdul Kareem, periodista y documentalista, pocas horas antes del comienzo de las evacuaciones:

Churkin aseguró en la rueda de prensa que las operaciones militares cesaron en Alepo y que ya el gobierno sirio tienen en sus manos la ciudad. Pocos minutos después, comenzaron a llegar a los diarios, a través de las agencias de noticias, fotografías del estado general de destrucción —de distracción— de Alepo: mezquitas y edificios derruidos, gente muerta en las calles, portales deshechos, calles sucias. Hoy Alepo podrá congraciarse con el hecho de que la batalla ha terminado, pero tendrá que enfrentarse, al mismo tiempo, a la realidad tangible del aniquilamiento: esto no es un cese al fuego, sino la derrota casi total de la oposición, que había forjado en Alepo su gran fuerte.

Los civiles y rebeldes —que podrán llevar sus armas ligeras— serán evacuados hacia la provincia de Idlib, que está en poder de los rebeldes, y también hacia el resto de la provincia de Alepo, que está en manos del Gobierno. Por ello, los insurgentes temen que las fuerzas oficiales cometan otro ataque de la magnitud del de Alepo en Idlib.

Así sufrieron los civiles, de acuerdo con la opositora Lina Shamy, que reporta desde Alepo:

Desde septiembre, más de 1.000 civiles han muerto a causa de los ataques de las fuerzas oficiales. Los rebeldes han pedido numerosas evacuaciones desde entonces, al menos en tres ocasiones. Sin embargo, sólo hasta que el gobierno sirio aseguró este lunes que había tomado el 90% del este de la ciudad, la evacuación se llevó a cabo. Un rebelde dentro del asedio dijo: “Al menos queríamos la libertad. Nada más que libertad. A este mundo no le gusta la libertad”. Una opositora, que dice reportar desde Alepo a través de su cuenta de Twitter, contó: “Estamos expuestos a un genocidio. Cientos de civiles están amenazados por las ejecuciones. Más de 180 personas han sido asesinadas por el gobierno. Los civiles están atrapados en un área muy pequeña. Salven a Alepo”.

 

últimas noticias