Chile: al menos ocho muertos y miles de evacuados por voraz incendio en Valparaíso

"Hay verificados siete víctimas y estamos verificando que habría una octava, al parecer habría ya una octava víctima", dijo el General de Carabineros Julio Pineda

AFP

Al menos ocho muertos y 5.000 personas evacuadas dejaba hasta el momento el voraz incendio que afecta desde el sábado a la ciudad de Valparaíso, en el litoral central de Chile, lo que llevó a la presidenta Michelle Bachelet a decretar a esa comuna como zona de catástrofe, informaron este domingo fuentes oficiales.

"Hay verificados siete víctimas y estamos verificando que habría una octava, al parecer habría ya una octava víctima", dijo a radio Cooperativa el General de Carabineros Julio Pineda, momentos después de que la presidenta Michelle Bachelet arribara a la ciudad para atender la emergencia en forma personal.

Al amanecer, varios focos del incendio seguían activos y los bomberos advertían que sus tareas para extinguirlo se veían complicadas por la abrupta geografía de la zona, rodeada de cerros que se ciernen sobre la bahía, calles estrechas, muchas pendientes y la persistencia de fuertes vientos.

Bachelet tiene previsto trasladarse este domingo a esta ciudad para coordinar en el terreno las tareas de emergencia.

El incendio ha destruido al menos 500 viviendas y mantiene en vilo a cientos de familias que debieron ser evacuadas durante la noche y trasladadas hasta albergues.

En la madrugada del domingo se observaban enormes lenguas de fuego que devoraban casa tras casa, iluminando con un rojo incandescente los cerros afectados por el incendio, mientras miles de personas se apostaban en diversos miradores en los cerros para contemplar el dantesco espectáculo.

"Esta es la peor catástrofe que he visto en Valparaíso", comentó a la prensa el intendente de la región Ricardo Bravo.

"Ahora tememos que el fuego se propague hasta el centro de la ciudad, lo que aumentaría la seriedad de esta terrible emergencia", agregó Bravo.

Valparaíso, cuyo casco antiguo fue declarado en 2003 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es visitada año a año por miles de turistas locales y extranjeros.

La Fiscalía investiga el origen del incendio, que provocó la suspensión del servicio de agua potable y cortes de energía eléctrica en varios barrios de esta ciudad de unos 270.000 habitantes, que se encuentra cubierta por una densa de columna de humo que avanza hasta la bahía, donde se encuentran las instalaciones de uno de los puertos más importantes de Chile.

El fuego afectó al menos a 12 comunidades de Valparaíso "dejando unas 500 casas destruidas", observó por su lado el alcalde de la ciudad, Jorge Castro.

El número de personas evacuadas por el siniestro se incrementó a 5.000, según un último informe oficial ofrecido la madrugada de este domingo.

Producto del incendio, más de 200 presas de la cárcel de Mujeres de la ciudad fueron evacuadas ante "la gran cantidad de humo que produce el fuego" y que afecta al penal, informó Tulio Arce, director regional de Gendarmería (guardia de cárceles).

Cuando el fuego alcanzó las zonas habitadas de Valparaíso, los pobladores intentaron rescatar algunas de sus pertenencias, lo que en muchos casos fue en vano debido a la voracidad y rapidez con que se extendieron las llamas.

"La casa de mi hermano se quemó entera, la habíamos terminado hace 15 días, intentamos salvar algo, pero era realmente un infierno", dijo al canal Chilevisión Cristóbal Pérez, uno de los pobladores afectados por el fuego.

La población afectada comenzó a descender apresuradamente desde las laderas de los cerros que bordean la bahía hasta zonas más cercanas al mar, con el fin de alejarse del humo generado por el fuego, que para ese entonces era asfixiante.

"Yo alcancé a arrancar del humo con mis dos perros, fue terrible no se podía respirar", dijo a la prensa otro de los damnificados, que no se identificó.

Diez albergues fueron habilitados por las autoridades para dar refugio a los damnificados.

- Zona de catástrofe -

El ministro Peñailillo informó que la presidenta Bachelet firmó el decreto "de excepción constitucional que permite que las Fuerzas Armadas salgan a la calle a cuidar y colaborar con todo el proceso de evacuación de las miles y miles de personas que en estos momentos están evacuando sus hogares en la ciudad de Valparaíso".

Tras el anuncio, la seguridad de la ciudad quedó en manos de efectivos de la Marina chilena, que ordenó el desplazamiento de miles de uniformados para evitar disturbios y ayudar en las tareas de evacuación de pobladores.

El incendio comenzó en horas de la tarde del sábado en una zona conocida como camino La Pólvora, una zona forestal, precisó un comunicado la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), para luego extenderse rápidamente debido a la alta temperatura y fuertes vientos que se registran en la zona.