Chile expulsará a 1.700 extranjeros que están en cárceles de ese país

Deberán firmar un compromiso para que no retornen a Chile en 10 años.

El gobierno chileno pretende expulsar a más de 1.700 extranjeros que se encuentran en cárceles chilenas y enviarlos a sus países con el compromiso de que no retornen a Chile en 10 años, anunció este jueves el ministro de Justicia, Teodoro Ribera.


"Estamos hablando de algo más de 1.700 extranjeros que podrían abandonar el país voluntariamente. Se trata principalmente de peruanos, bolivianos y colombianos", encarcelados en su mayoría por delitos vinculados al narcotráfico, declaró Ribera al diario vespertino La Segunda.


Ribero agregó que el plan busca evitar que delincuentes foráneos instalen en Chile redes delictivas, al tiempo que desocupar plazas en un sistema carcelario que cuenta con una población penal de unos 53.000 reclusos y con una tasa de hacinamiento que alcanza el 70%.


La propuesta del gobierno fue incluida en un proyecto de ley enviado al Congreso que busca conmutar penas a cerca de 3.700 reos de baja peligrosidad.


Chile centró su atención en la situación carcelaria del país tras el incendio que mató a 81 reclusos el 8 de diciembre pasado en una cárcel de Santiago, la peor tragedia de la historia del sistema penal chileno.

Temas relacionados