En Chile firman proyecto de ley que financia enfermedades de alto costo

La presidenta de Chile no quiere que los pacientes recurran a créditos bancarios, ayuda de familiares y familiares o rifas para recaudar los fondos del costo de su tratamiento.

EFE

 La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, firmó este viernes un proyecto de ley que establece un Sistema de Protección Financiera para Tratamientos de Alto Costo y que se tramitará en el Congreso en los próximos días.

En una ceremonia realizada en el palacio presidencial de La Moneda, la presidenta Bachelet dijo a los periodistas que este sistema "beneficiará a miles de familias chilenas, cuyos tratamientos son tan costosos, que prácticamente muy pocos pueden financiarlos".

El proyecto de ley pretende cubrir medicamentos, alimentos y dispositivos médicos para el tratamiento de diferentes tipos de enfermedades que no estén cubiertas por el sistema de seguros de salud públicos y privados.

En Chile hay numerosas personas que padecen de estas enfermedades denominadas lisosómicas o "raras", poco frecuentes, pero de alto costo de tratamiento, además de otras como el mal de Gaucher, la artrosis reumatoide, algunos tipos de cáncer o la parálisis cerebral.

Para costear esos tratamientos, muchas personas, además de solicitar créditos bancarios, recurren a la ayuda de familiares y amigos y organizan rifas, espectáculos u otras iniciativas lúdicas para recaudar fondos.

Es por esto que Bachelet puso énfasis en que no quieren "que los enfermos se vean obligados a marchar para que se asegure su derecho a la salud".

"Porque no queremos más que el bingo, la rifa o la solidaridad de los amigos sean la única opción para asegurar tratamientos de alto costo", expresó.

Y añadió que esto "implica un cambio de mirada, pasar de la solidaridad privada, que siempre tiene que existir, pero que no puede ser la fuente de solución de los problemas, a la solidaridad de la sociedad completa"

Esta iniciativa es uno de los compromisos del programa de Gobierno de Bachelet y, según las autoridades, se espera llegar a cubrir a cerca de 20.000 enfermos de aquí a 2018.

El aporte fiscal considerará para el próximo año 50.000 millones de pesos (81,56 millones de dólares) y otros 50.000 millones adicionales para el 2017, y 100.000 millones (unos 163 millones de dólares) en el 2018, monto que comenzará a entregarse de manera permanente a partir de ese último año.

Temas relacionados