Chile permite por primera vez venta de fármaco de marihuana

El sativex, un fármaco utilizado para tratar la esclerosis múltiple y el control de los espasmos musculares, será el primero en ser comercializado regularmente en farmacias tras haber recibido el permiso del Instituto de Salud Pública (ISP) de Chile.

Archivo El Espectador

Este jueves, Chile permitió por primera vez la venta regular de un medicamento elaborado con marihuana, planta cuyo uso está penalizado en el país y sobre la que el Congreso debate un proyecto de ley.

El medicamente a base de marihuana, sativex, un fármaco utilizado para tratar la esclerosis múltiple y el control de los espasmos musculares asociados, será el primero en ser comercializado regularmente en farmacias tras haber recibido el permiso del Instituto de Salud Pública (ISP) de Chile.

"Este medicamento fue registrado con evidencia clínica suficiente que permite que la cannabis sea ocupada con fines medicinales", indicó Alex Figueroa, director de ISP.

El medicamento tendrá un costo aproximado de US$1.500. Será importado y distribuido por un laboratorio que presentó en marzo la documentación a la ISP para obtener el permiso de venta, que se efectuará mediante receta retenida y con control de stock.

La venta de medicamentos producidos con cannabis fue autorizado en diciembre pasado por la presidenta Michelle Bachelet mediante un decreto que legalizó la elaboración y comercialización de este tipo de fármacos.

"Esta es una alternativa más dentro de las que se pueden tener como terapia del dolor, pero siempre bajo supervisión médica por ser un sicotrópico", explicó, por su parte, el viceministro de Salud, Jaime Burrows.

El ISP autorizó hace dos años el ingreso de Sativex a Chile para un caso excepcional de una mujer que padece lupus y cáncer de mama. En el país, aunque se permite el consumo privado, la venta de marihuana está penada, sin embargo la ley deja a libre interpretación cuando el autocultivo es legal.

De hecho, la Fundación Daya lidera una gran plantación de cannabis para uso medicinal en Quinamávida, a 350 kilometros al sur de Santiago, con más de 6.400 plantas de 16 variedades para abastecer a enfermos bajo control médico.

El Congreso chileno debate un proyecto de ley que regule el uso y autocultivo de la marihuana. El gobierno presentó indicaciones sobre el contenido de la norma que redujo de 10 a dos gramos el porte legal de la droga, y el autocultivo de 10 plantas a una sola.

Temas relacionados