China expresa firme oposición a sistema antimisiles de EE.UU. en Corea del Sur

El gobierno chino aseguró que el sistema, que tiene como fin detener las amenazas de Corea del Norte, podría provocar una carrera armamentista en la región.

Referencia / AFP.

China expresó este viernes su "firme oposición" al despliegue de un sistema antimisiles estadounidense en Corea del Sur, como reacción a la multiplicación de amenazas de Corea del Norte, por estimar que va a "perjudicar gravemente" la seguridad en el noreste de Asia.

El sistema antimisiles THAAD "perjudicará gravemente los intereses de seguridad estratégicos de los países de la región, incluida China", indicó el Ministerio chino de Relaciones Exteriores en un comunicado publicado en su página de internet.

China "expresa su fuerte desaprobación y su firme oposición", añadió el Ministerio.

Washington y Seúl anunciaron este viernes un acuerdo para desplegar el sistema antimisiles llamado THAAD (Terminal High Altitude Area Defense) en Corea del Sur.

Los dos países empezaron a discutir del despliegue del sistema avanzado THAAD en febrero, un mes después del cuarto ensayo nuclear norcoreano.

China expresó en numerosas ocasiones su firme oposición al THAAD por estimar que cubre un radio de acción que va mucho más allá de las necesidades de defensa de la península coreana y apunta a los intereses chinos.

Pekín argumenta que un sistema antimisiles podría provocar una carrera armamentista en la región.

"China insta con firmeza a Estados Unidos y Corea del Sur a suspender la operación de despliegue del sistema antimisiles", subrayó el viernes el Ministerio chino de Relaciones Exteriores, y estimó que el THAAD "no ayudará a llevar a cabo la desnuclearización de la península coreana".

Pekín, el más firme sostén diplomático de Corea del Norte, aboga por una reanudación de las discusiones sobre el programa nuclear norcoreano y subraya que las sanciones no eran un fin en sí mismas.

El sistema THAAD lanza misiles concebidos para interceptar y destruir misiles balísticos cuando aún se encuentran justo en el exterior de la atmósfera o bien acaban de entrar en ella, durante la última fase del vuelo.

Los proyectiles interceptores no llevan ninguna carga y cuentan con la energía cinética para destruir su blanco.