China y Vietnam llevan su disputa marítima ante la ONU

Las autoridades vietnamitas acusan también a China de incumplir varios acuerdos internacionales.

China y Vietnam han llevado ante las Naciones Unidas la disputa territorial que mantienen en el Mar de China Meridional, un asunto que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó a resolver por la vía pacífica.

Los dos países han trasladado al secretario general documentos con sus respectivas posiciones para que sean distribuidos entre los 193 miembros de la Asamblea General.

En su carta, Vietnam insiste en que la plataforma petrolífera instalada por China cerca de las disputadas islas Paracel se sitúa en su totalidad en la "zona económica exclusiva y en la plataforma continental" de Vietnam, por lo que supone una "seria violación" de su soberanía y de su jurisdicción.

Las autoridades vietnamitas acusan también a China de incumplir varios acuerdos internacionales y de minar "gravemente" la confianza entre los dos países.

Pekín, por su parte, defendió las operaciones petroleras y acusó a Vietnam de tratar de frenarlas ilegalmente con el envío de buques de guerra y con agresiones a barcos chinos.

En un informe publicado el lunes, el Gobierno chino denunció que barcos vietnamitas han embestido hasta en 1.416 ocasiones a embarcaciones chinas que trabajaban en las aguas cercanas a las islas Paracel desde que se inició la instalación de la plataforma petrolera en la zona.

Según China, Vietnam ha enviado a las aguas disputadas 63 barcos para obstaculizar las labores de los chinos.

Pekín también acusó al Gobierno vietnamita de tolerar las protestas antichinas ocurridas en Vietnam a raíz de un enfrentamiento marítimo entre buques de los dos países, unos disturbios en los que cuatro ciudadanos chinos fueron "brutalmente asesinados" y más de 300 resultaron heridos, según China.

El portavoz de Ban, Stéphane Dujarric, señaló hoy en una conferencia de prensa que el secretario general quiere que todas las partes utilicen las vías previstas por la legislación internacional para resolver la disputa por la vía pacífica.

Por ahora, el diplomático coreano no tiene previsto poner en marcha ninguna iniciativa para tratar de mediar entre los dos países.

Las recientes tensiones estallaron a principios de mayo, cuando Pekín decidió trasladar una plataforma petrolífera situada originariamente en aguas al sur de Hong Kong a las proximidades de las islas Paracel, controladas por los chinos pero reclamadas por Hanoi.

Ello fue considerado una acción "ilegal" por Vietnam y, poco después, se produjo una colisión entre pesqueros de ambos países en esas aguas por la oposición de barcos de Vietnam a la instalación de la plataforma, propiedad de la empresa estatal china CNOOC.

Estados Unidos ha acusado a China de llevar a cabo "acciones desestabilizadoras" en la región, donde además de con Vietnam mantiene disputas territoriales con otros países como Japón y Filipinas.

Temas relacionados