CIDH insta a EE.UU. a reforzar el control de armas

El organismo elevó un llamado para que se adopten medidas legislativas urgentes para reducir la violencia relacionada con las armas, así como para superar la discriminación.

Agencia EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó este martes a Estados Unidos a reforzar los controles de acceso a las armas para frenar la violencia y pidió superar los prejuicios contra los homosexuales tras la masacre en un club gay que causó 49 muertes.

La Comisión, un órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), llamó al gobierno federal y a los estados a "adoptar medidas legislativas urgentes para reducir la violencia relacionada con las armas".

"Los factores que conducen a ambientes violentos incluyen el fácil acceso a armas de fuego y el gran número de armas en manos de particulares", dijo la CIDH en un comunicado, exhortando a las autoridades de Estados Unidos a fortalecer la verificación de antecedentes y exámenes sicológicos antes de vender un arma de fuego, y restringir el acceso a armamento de asalto.

La CIDH también instó a "superar el prejuicio y la discriminación prevalentes" en Estados Unidos "contra las personas lesbianas, gay, bisexuales y trans (LGBT)", incluyendo combatir los "estereotipos sociales y culturales contra" ese grupo.

Armado con un rifle de asalto y una pistola, Omar Mateen, un estadounidense de origen afgano presuntamente "radicalizado" con propaganda islamista irrumpió la madrugada del domingo en el club gay Pulse de Orlando (Florida, sureste), y mató a 49 personas, en su mayoría de origen latino. (Lea: Tiroteos, rehenes y casi 50 muertos: cronología de la masacre de Orlando)

El peor atentado en Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001 puso de relieve las amenazas del terrorismo yihadista, al tiempo que reactivó el debate sobre la regulación de armas, un tema ultrasensible en la sociedad estadounidense.

Según la Comisión, las armas como el rifle tipo AR-15, usado por el atacante de Orlando, deben estar reservadas "sólo para las fuerzas estatales dada su naturaleza letal".

Pero el atentado también es considerado como un ataque frontal contra la comunidad homosexual.

Para la CIDH, la violencia contra la comunidad LGBT es un "fenómeno social", y es usada "para sancionar y denigrar" a personas que se ubican fuera de los cánones de sexualidad convencionales.

"Además, esta violencia tiene un impacto simbólico, ya que envía un mensaje de terror a toda la comunidad de personas LGBT", indicó.

"La comunidad LGBT conoce muy bien la cara de la violencia y la discriminación. De hecho, para muchas personas LGBT la violencia basada en el prejuicio ocurre de manera diaria", dijo el relator de la CIDH para derechos de personas LGBT, Francisco Eguiguren, citado en el texto.

"Hay todavía mucho por hacer para lograr igualdad plena", añadió Eguiguren. 

Temas relacionados