CIDH pide a EE. UU. que consulte a las tribus en los proyectos en sus tierras

Representantes del gobierno de EE. UU. reconocieron la necesidad de una mejor comunicación con éstas para no vulnerar sus derechos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió hoy al Gobierno de Estados Unidos que consulte a las tribus indígenas del país sobre los proyectos que afecten a sus tierras.

El comisionado Francisco José Eguiguren Praeli instó al Gobierno estadounidense a respetar el derecho de consulta previa a las tribus que se vean afectadas por proyectos de infraestructura, como el del controvertido oleoducto en Dakota del Norte, al que se oponen numerosas tribus nativo-americanas.

Este proyecto, el "Dakota Access", con una inversión prevista de 3.800 millones de dólares, fue rechazado por los miembros de la reserva india de Standing Rock, presentes hoy como peticionarios, y otras tribus del país y manifestantes en los últimos meses.

Sin embargo, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE. UU., que administra esas tierras, anunció la semana pasada la denegación del permiso para la construcción del polémico oleoducto, a la vez que una revisión del impacto medioambiental de la tubería.

"Los pueblos indígenas tienen derecho sobre sus tierras y sus recursos. Por ello, también tienen derecho a ser consultados sobre los proyectos que puedan afectar a su vida y a la comunidad de sus pueblos y a sus recursos naturales", aseguró Eguiguren Praeli.

Los peticionarios reclamaron una consulta significativa a todas las tribus afectadas por proyectos, mientras los representantes del gobierno de EE. UU. reconocieron la necesidad de una mejor comunicación con éstas para no vulnerar sus derechos.

El asesor de la tribu Standing Rock Sioux, Chad Harrison, instó al Gobierno a tratar de manera igualitaria a las autoridades indígenas y consultarles, porque el caso de Dakota supone otro ejemplo de que la falta de inclusión de las tribus en proyectos de infraestructuras demuestra que ignorar los intereses de los tribus no funciona.

Por su parte, el representante permanente interino de Estados Unidos en la Organización de Estados Americanos (OEA), Kevin Sullivan, recalcó los esfuerzos de su país por promover los derechos de los pueblos indígenas, aunque reconoció la necesidad de mejorar las comunicaciones y las consultas con las tribus.

Además, un representante militar, Charles Smith, subrayó la necesidad de reglamentos sobre las consultas para que sean frecuentes y lleguen a todas las tribus.

Temas relacionados