CIDH y ONU exigieron la clausura del centro de detención Guantánamo

Las entidades pidieron el respeto a los derechos humanos de los detenidos y a los casi 100 presos que se encuentran en huelga de hambre.

Archivo

Mediante un comunicado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria, el Relator Especial de ONU para la promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo, Ben Emmerson, entre otros representantes de la Organización de Naciones Unidas hicieron un llamado “urgente” al gobierno de Estados Unidos para “respetar y garantizar la vida, salud e integridad personal de los detenidos en la Base Naval de Guantánamo”.

La entidad expresó su preocupación por los detenidos que se encuentran en huelga de hambre, según las últimas informaciones se conoce que son 100, de los cuales 21 reciben alimentación forzada, y otros 5 están hospitalizados. Así el comunicado indicó además que no se debe ejercer presión sobre los presos que hayan decidido tomar dicha medida y que por ende no debería obligárseles a comer.

Así mismo enfatizaron en la necesidad de poner fin a la detención indefinida de personas, así pidieron “disponer su liberación o juzgamiento de acuerdo con las normas del debido proceso y los principios y estándares del derecho internacional de los derechos humanos; permitir el monitoreo independiente por parte de organismos internacionales de derechos humanos; y clausurar el centro de detención de la base naval de Guantánamo”.

Finalmente el llamado se extendió a pedir que el gobierno estadounidense manifieste qué medidas implementará en aras de cumplir con los requerimientos, entre los que además está “permitir que la CIDH y los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, tal como el Grupo de Trabajo y los Relatores Especiales de ONU, realicen visitas de monitoreo al centro de detención de Guantánamo en condiciones tales que se les permita recorrer libremente las instalaciones y entrevistarse libre y privadamente con los prisioneros” y adoptar pasos concretos y decididos dirigidos a clausurar definitivamente el centro de detención de la Base Naval de Guantánamo.