Ciudad holandesa ordena cerrar colegios por amenaza de tiroteo

Una persona, de identidad desconocida, publicó en la web un mensaje en el que amenazaba con un tiroteo masivo en los centros educativos de Leiden.

Foto de archivo/ AFP
Foto de archivo/ AFP

Las autoridades de la ciudad de Leiden, en el suroeste de Holanda, ordenaron este lunes el cierre de todas las escuelas de educación secundaria y de enseñanza profesional, después de que una persona no identificada amenazara con un tiroteo masivo en este tipo de centros educativos.

Las autoridades de Leiden informan en la página web del municipio que recibieron el domingo un aviso con la amenaza de un posible tiroteo masivo en centros educativos de la ciudad a "muy corto plazo".

La amenaza es de una persona "aún desconocida" que publicó un mensaje en un sitio de internet y el municipio, la Policía y el Ministerio Público investigan el aviso.

"Nos tomamos el asunto muy en serio y por eso se ha decidido que todas las escuelas de secundaria y de educación profesional permanezcan este lunes cerradas", señalan las autoridades.

La Policía, que aún desconoce a qué escuela iba dirigida la amenaza, investiga la identidad del autor del mensaje.

"Dada la gravedad de la amenaza se ha decidido no correr ningún riesgo y todas las escuelas de secundaria y de formación profesional quedarán cerradas el 22 de abril", señalan las autoridades a través de esa página.

La decisión se ha tomado en consulta con las escuelas, el alcalde, el fiscal y la dirección de la Policía de Leiden.

Las autoridades se reunirán este lunes para evaluar la situación, indicaron desde el municipio, que ha ordenado que las escuelas de educación primaria permanezcan abiertas, al dirigirse la amenaza aparentemente únicamente a los institutos de enseñanza secundaria.

También se han adoptado medidas especiales para vigilar las escuelas de educación primaria.

De esta manera, solo permanecerán abiertas las puertas centrales y las otras quedarán cerradas y los niños no podrán jugar por ahora al aire libre durante el recreo.

Estas medidas permanecerán en vigor hasta que el municipio y la Policía estimen que el entorno es seguro.  

Temas relacionados