Clinton cancela viaje de campaña a California tras diagnóstico de neumonía

La candidata fue sometida a tratamiento antibiótico y se le ha aconsejado descanso, por lo que tendrá que modificar su calendario de campaña.

Agencia EFE

La candidata demócrata a la Presidencia de EEUU, Hillary Clinton, canceló un viaje de recaudación de fondos a California que tenía previsto realizar entre este lunes y martes, tras diagnosticársele una neumonía, según reveló su campaña. (Lea: Diagnostican a Hillary Clinton con neumonía)

La agenda de Clinton incluía actos en San Francisco y Los Ángeles, así como una aparición grabada en el programa "Ellen", de la actriz y presentadora Ellen DeGeneres. (Lea: Por malestar, Hillary Clinton abandona ceremonia de conmemoración del 11-S)

A Clinton se le diagnosticó el viernes una neumonía, según indicó este domingo su doctora, Lisa Bardack, después de que la exsecretaria de Estado sufriera un vahído (pérdida breve del sentido) tras participar en Nueva York en los actos de conmemoración de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

De acuerdo con Bardack, Clinton ha sido puesta bajo tratamiento antibiótico y se le ha aconsejado descanso.

Este domingo Clinton asistió de pie en los jardines del World Trade Center (WTC) de Nueva York a la ceremonia en la que se leen los nombres de las casi 3.000 víctimas que perecieron el 11 de septiembre de 2001, en la que también estaban presentes su rival republicano, Donald Trump, y autoridades locales.

La aspirante presidencial comenzó a sentir molestias mientras seguía la ceremonia por los efectos del calor, según detalló su campaña, y se retiró del lugar para dirigirse al apartamento que tiene en Nueva York su hija, Chelsea.

Un vídeo tomado por uno de los asistentes y reproducido en las redes sociales muestra a Clinton esperando su vehículo sujetada por el brazo por una de sus asistentes, después empieza a tambalearse y una segunda persona tiene que sujetarla del otro brazo para evitar que se caiga mientras entra a la camioneta que la trasladaba.

Clinton, de 68 años, abandonó la vivienda de Chelsea poco después y, en unas breves declaraciones a los periodistas que la esperaban a la puerta, confirmó que se sentía "mucho mejor".

A continuación, la exprimera dama se desplazó a su casa de Chappaqua, en el estado de Nueva York, donde permanece desde entonces.