Colombia, entre los países que no apoyará admisión de Palestina en la ONU

Junto a Guatemala y Panamá serán los únicos países en América Latina en esta posición, según la Organización para la Liberación de Palestina (OLP)

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás/ EFE
El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás/ EFE

Panamá, Guatemala y Colombia serán los únicos países de América Latina que no apoyarán la admisión de Palestina en la ONU como Estado observador no miembro, tal como indicaron fuentes de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

"Creemos que solo Panamá votará en contra de nuestro cambio de estatus", aseguró un responsable de la OLP cercano al proceso de admisión en la ONU que pidió no ser identificado.

Sobre Guatemala y Colombia, dijo que esperan que "aunque no apoyen la moción, al menos se abstengan", pero reconoció que tienen "algunas dudas" al respecto.

El responsable subrayó que, en cualquier caso, la OLP espera "un apoyo grandísimo en América Latina" y ya tiene "confirmación de países como Brasil, Argentina y Chile".

En las últimas semanas, la OLP ha intensificado su actividad diplomática en todo el mundo para convencer a los gobiernos de que le presten su apoyo en la Asamblea General de la ONU, en una votación a la que aún no se ha puesto fecha.

Diez delegaciones de la organización palestina viajan en la actualidad por distintos países para explicar la importancia de la aceptación y recabar el mayor número posible de apoyos.

En septiembre de 2011, el presidente palestino, Mahmud Abás, solicitó a la ONU la admisión de Palestina como miembro pleno, una reclamación que no llegó a buen puerto por la oposición de Estados Unidos, miembro con derecho a veto en el Consejo de Seguridad, organismo que tiene la última palabra para la admisión de nuevos miembros.

Cerrada esa vía, la OLP -actualmente con estatus de organización observadora en el organismo multilateral- optó por buscar otro estatus para Palestina, el de Estado Observador (no miembro), que solo requiere la aceptación de la Asamblea General, y no del reducido Consejo de Seguridad.

Los palestinos esperan que este cambio de estatus, por un lado, les abra las puertas a reclamar la pertenencia a las distintas agencias y organismos internacionales y, por otro, les ponga en una situación de igual a igual, de Estado a Estado, en futuras negociaciones de paz con Israel.

La iniciativa de la OLP busca "busca poner fin a la ocupación (israelí) y lograr el establecimiento del Estado de Palestina", además de "proteger las perspectivas de paz y acelerar su realización", explica la organización en un documento, en el que añade que esta estrategia "reafirma y protege el internacionalmente reconocido respaldo a la solución de dos estados (...)".

"La continua ocupación israelí de Palestina es ilegítima y constituye una violación grave de los derechos más básicos del pueblo palestino. El reconocimiento y la elevación del estatus en la ONU reforzará este hecho jurídico y reafirmará los derechos del pueblo palestino a buscar su independencia y libertad, para que un día podamos vivir en paz y seguridad", añade el escrito.