Colombia preside este jueves Consejo de Seguridad de la ONU

El pasado 1 de julio el país asumió por segunda vez la presidencia de este órgano de Naciones Unidas.

Este jueves la Canciller María Ángela Holguín presidirá el Consejo para hablar de la consolidación de la paz después de los conflictos. Colombia fue elegida para ocupar un puesto en el Consejo de Seguridad para los años 2011-2012. Desde el primero de julio, y por el término de un mes, el país asumió por segunda vez la presidencia del  órgano de la ONU.

Holguín, encabezará el debate sobre el informe anual sobre la Comisión de Consolidación de la Paz en la ONU (PBC), organismo creado en 2006 y que apoya los esfuerzos después de un conflicto. 

El debate de este jueves fue propuesto por Colombia, pues según la ministra colombiana, a pesar del largo conflicto armado interno (que no será parte de la discusión), el país tiene experiencia en desmovilización y reinserción. 

La idea es verificar cómo se pueden aplicar procesos de desarrollo a los procesos de paz de Burundi, Guinea-Bissau, Liberia, Sierra Leona, Guinea y la República Centroafricana. Se evaluarán los avances y dificultades que enfrenta la Comisión en la ejecución de sus funciones: promoción institucional, apoyo político, movilización de recursos de desarrollo económico. 

En la presidencia del Consejo de Seguridad, Colombia también iniciará los trabajos para el examen de la situación en Siria, país que se constituirá en parte sustancial de la agenda del Consejo durante el mes. Justamente el miércoles fue enviado al Consejo un proyecto de resolución de las potencias occidentales en el que se otorga un plazo de 10 días al gobierno de Bashar Al Asad para que cese el uso de armas pesada, so pena de sanciones. 

La propuesta contempla que, si el Gobierno sirio no cumple esta condición, el Consejo impondrá  sanciones diplomáticas y económicas contenidas en el artículo 41 de la Carta de Naciones Unidas. También se propone la renovación de la Misión de Observación de Naciones Unidas en Siria (UNSMIS) por 45 días, aunque se cambia su mandato: “reteniendo la mínima capacidad militar y el componente civil para apoyar el fomento del diálogo y el inicio de una vía política para salir de la crisis”.

Colombia también tendrá en sus manos la delimitación de fronteras entre Sudán y Sudán del Sur, el proceso de consolidación institucional en Costa de Marfil y los desarrollos en Libia, que celebró elecciones el fin de semana pasado. Habrá discusiones sobre la situación de Somalia, Liberia, Irak, Yemen y Darfur entre otros. El embajador colombiano en la ONU, Néstor Osorio, adelanta conversaciones con otros miembros del Consejo y el secretario general, Ban Ki-moon para acordar la agenda de trabajo y preparar el proyecto de informe Anual del Consejo a la Asamblea General.