Colombia y sus relaciones con , China y el mundo

Aunque China es el segundo socio comercial de Colombia y un importante inversionista para el país, además de ser el tercer socio comercial de América Latina, eso poco o nada parece significar para las relaciones diplomáticas, políticas, economícas y culturales de Colombia.

La visita al país del máximo legislador de China pasó prácticamente desapercibida, lo cual contrasta con el hecho de que se trata ya de la primera potencia económica del mundo, según organismos internacionales como el FMI.

Nuevamente, como sucedió en 2012 con Li Changchun, otro funcionario chino del más alto nivel, fue recibido por la viceministra y no por la cabeza de la cartera de relaciones exteriores.

La visita del Sr. Zhang Dejiang a Bogotá el 23 y 24 de noviembre muestra el nivel de interés del gigante asiático hacia Colombia, un país, aunque lejano y peculiar en el contexto latinoamericano, no obstante, interesante como socio a futuro.

Aunque China es el segundo socio comercial de Colombia y un importante inversionista para el país, además de ser el tercer socio comercial de América Latina, eso poco o nada parece significar para las relaciones diplomáticas, políticas, economías y culturales de Colombia. Por su parte, el señor Zhang Dejiang es el tercer hombre más importante de China, uno de los 7 miembros del Politburó y uno de los más cercanos al presidente Xi Jinping por ser uno de los "taizidang" o miembro de la élite de príncipes hijos de los que fundaron la República Popular.

Tiene a su cargo el poder legislativo que rige a las 1.365 millones de personas que viven en China; desarrolla un importante papel en las relaciones exteriores de su país que por su peso a nivel global, le significa a Zhang Dejiang desarrollar una labor más que estratégica. También se desempeña como vicepremier del Consejo de Estado, donde se encarga de la industria, el transporte, la seguridad social y otros sectores importantes.

En Colombia el ilustre visitante tuvo reunión con el Presidente Santos y con los presidentes del Senado y la Cámara de Representantes, donde se dialogó sobre la necesidad de fortalecer las relaciones entre ambos países. Entre tanto, las visitas del mismo Sr. Zhang en Perú y México muestran que hace varios años pasaron de las palabras a los hechos y por ende revelan la abismal diferencia en el nivel de relación existente.

En cuanto a México y China, además de reunirse las cabezas del cuerpo legislativo, se avanzó en la consolidación de la Asociación Estratégica Integral impulsada desde 2013 para fortalecer la cooperación en todos los ámbitos. También registraron avances en el nuevo modelo de cooperación "uno-dos-tres" para afianzar la cooperación financiera y estimular el comercio, a través de mecanismos como el Fondo de Inversión China-México. Celebraron también el hecho de que recientemente el poderoso Banco ICBC de China consiguió la autorización de instalar una subsidiaria en México. Se trata del banco más grande del mundo en términos de valor de mercado, el más grande por depósitos, y el más rentable hoy día. Los dos presidentes se han encontrado en repetidas ocasiones en varios eventos internacionales como las reuniones del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y el Grupo de los 20 (G20).

En Peru Zhang Dejiang sostuvo reuniones con el Presidente y los miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores sobre los alcances de la Asociación Estratégica Integral consolidada en 2013. También sostuvo encuentros con la Liga Parlamentaria de Amistad Perú-China, así como con los representantes de diversas organizaciones políticas, asociaciones culturales y empresas que mostraron cómo el TLC firmado en 2013 por ambos países incrementó el intercambio comercial en un 30%. Zhang también encabezó la inauguración de un centro cultural Perú – China.

Los encuentros frecuentes entre ambos presidentes han afianzado las relaciones. El presidente Humala y altos funcionarios del gobierno peruano realizaron visitas a Beijing en 2014, donde entre otros acordaron la creación del grupo de trabajo que permitirá el avance del "corredor bioceánico", el proyecto de conexión ferroviaria entre Perú y Brasil.

Las tendencias globales son claras. La construcción del Cinturón Económico Ruta de la Seda del Siglo 21 liderado por China, un plan que fortalecerá la cooperación entre Asia y los países europeos, es un hecho, al igual que la llamada nueva Ruta Marítima de la Seda, un proyecto similar de cooperación con los países del oeste y sur de Asia, así como con los del este de África y Europa. Así mismo, China planteó este año la iniciativa de cooperación con América Latina bajo una nueva estructura conocida como 1+3+6 que busca lograr el desarrollo integral y sostenible.

En ese contexto de gran dinamismo en materia internacional, formación de alianzas, integración y mayor interdependencia, ¿Colombia qué está haciendo para ponerse al día en materia de tendencias globales? Urge trabajar una política exterior más acorde con la realidad internacional en la que Colombia vea representados sus intereses y necesidades. De lo contrario seguiremos de espaldas al mundo.

*Internacionalista experta en China

[email protected]

últimas noticias