Colombiana asesinada en España habló con su familia el jueves por última vez

Lo último que supieron era que "iba a trabajar en un spa".

Janny Sofía Rebollo Tuiran, de 40 años, fue identificada por la policía de Bilbao (norte de España) como la mujer asesinada presuntamente por el experto en artes marciales Juan Carlos Aguilar.
Janny Sofía Rebollo Tuiran, de 40 años, fue identificada por la policía de Bilbao (norte de España) como la mujer asesinada presuntamente por el experto en artes marciales Juan Carlos Aguilar.Diario Meridiano de Córdoba

La colombiana Jenny Sofía Rebollo Tuirán, identificada por las autoridades españolas como la mujer asesinada presuntamente por el monje shaolín y experto en artes marciales, Juan Carlos Aguilar, habló con su familia el pasado jueves por última vez, dijo una de sus hermanas.

Gina Rebollo Tuirán explicó desde la ciudad de Montería, capital del departamento de Córdoba, que su madre estaba preocupada "porque Jenny llamaba casi a diario y desde el jueves no lo hacía".

Además, recordó que lo último que supieron era que "iba a trabajar en un spa".

"Quizás llegaría a este gimnasio también. Uno a veces tiene amigas que la convidan aquí y allá, y así uno entra en cualquier sitio", manifestó.

La Policía de Bilbao, ciudad del norte de España, halló e identificó los restos de Rebollo Tuirán repartidos en la vivienda y el gimnasio de Aguilar, responsable también de la muerte de la nigeriana Maureen Ada Otuya, delitos por los que el supuesto experto en artes marciales será enviado a prisión. (Lea más sobre el arresto de un maestro shaolín español que tenía restos de cadáveres en su gimnasio)

De acuerdo con las investigaciones policiales en España, ambas mujeres se dedicaban a la prostitución, pero todos los familiares de la colombiana lo han descartado al afirmar que se dedicaba al mundo de la belleza.

"Mi hermana siempre ha sido una mujer muy emprendedora, muy trabajadora, era estilista profesional, somos cuatro hermanas dedicadas a eso, pero ella fue la que empezó con la belleza", dijo Gina.

La colombiana asesinada emigró hace doce años a España, donde comenzó a trabajar como peluquera a domicilio y logró más tarde establecer su propio salón de estética, hasta que quedó embarazada del primero de sus dos hijos.

El hijo mayor vive en Colombia con la abuela, mientras que el menor vivía con ella y con su segunda pareja, de nacionalidad española.

Un juez ordenó este miércoles el ingreso en prisión de Aguilar como presunto autor de la muerte de la colombiana y la nigeriana, después de su detención el pasado domingo.

Temas relacionados