Comisión Europea alerta sobre aumento de tráfico de personas

Las cifras revelan que aunque los casos de personas provenientes de otros países siguen en aumento el número de traficantes condenados se redujo.

la comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström/ EFE
la comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström/ EFE

La Comisión Europea (CE) alertó este lunes del aumento del tráfico de seres humanos, que afecta a miles de personas cada año en el continente, y exigió a los Gobiernos la aplicación a de las normas acordadas en 2011 para combatir este fenómeno.

"Cuesta imaginar que en nuestros países europeos libres y democráticos decenas de miles de seres humanos puedan ser privados de su libertad y explotados, vendidos como mercancías; pero esta es la triste verdad", denunció la comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, en un comunicado.

Según los datos difundidos este lunes 23.632 personas fueron víctimas o presuntas víctimas de tráfico de seres humanos en la UE en el periodo 2008-2010, con una clara tendencia al alza cada año.

Si en 2008 se detectaron 6.309 casos, en 2009 aumentaron a 7.795 y fueron 9.528 en 2010, acumulando un crecimiento del 18 % durante el periodo de referencia.

"La situación se ha deteriorado", admitió Malmström en una rueda de prensa, en la que además aseguró que los casos conocidos son sólo una pequeña parte del problema.

"Lo que conocemos es probablemente sólo la punta del iceberg", dijo la comisaria.

Las víctimas, según la CE, son mujeres en un 68 % de los casos, hombres en un 17 %, niñas en un 12 % y niños en un 3 % y la mayoría son dedicados a la explotación sexual (62 %).

El trabajo forzoso (25 %) es la segunda causa del tráfico de seres humanos, que también se da en menor medida para la extracción de órganos con los que se comercia, el desempeño de actividades criminales o la venta de niños.

La mayor parte de las víctimas y presuntas víctimas identificadas en los tres años de los que Bruselas dispone de cifras procedían de la propia Unión Europea (61 %), concretamente de Rumanía y Bulgaria.

A los europeos los siguieron los ciudadanos africanos (14 %), asiáticos (6 %) y latinoamericanos (5 %).

Por países, el mayor número de víctimas y presuntas víctimas en 2010 -último año para el que hay datos- se registró en Italia (2.381 casos), seguida de España (1.605), Rumanía (1.154) y Holanda (993).

En el caso de España, en ese año se produjo un gran aumento del número de víctimas, que en 2009 era sólo de 443.

El dato, según dijo Malmström en rueda de prensa, podría responder a una mejora en la identificación de ese tipo de delitos.

A pesar del aumento generalizado del número de afectados por el tráfico de seres humanos, el número de traficantes condenados se redujo un 17 % entre 2008 y 2010.

La CE aseguró que las estadísticas demuestran la "urgencia" de que todos los Estados miembros implementen las normas europeas para combatir el tráfico de personas, llamadas a facilitar la persecución de los responsables y la protección de las víctimas.

Malmström expresó este lunes su "decepción" por el hecho de que sólo seis de los veintisiete socios (República Checa, Letonia, Finlandia, Hungría, Polonia y Suecia) hayan notificado la completa transposición de esa legislación, a pesar de que el plazo de dos años concedido a los países venció el pasado 6 de abril.

La comisaria urgió a todos los Gobiernos a aplicar las medidas pactadas a escala europea y aseguró que Bruselas contactará a los Gobiernos para conocer las causas de ese retraso.

La CE insistió en que esa legislación puede "tener un impacto real y concreto en la vida de las víctimas y evitar que otros sufran un crimen tan horrendo".  

 

últimas noticias