Comisión Europea prorroga temporalmente autorización para uso del glifosato

La Comisión decidió asumir la prórroga de la licencia del controversial herbicida, a falta de una mayoría cualificada entre los Estados miembros.

El glifosato es usado para combatir malezas. / Bloomberg

La Comisión Europea anunció este miércoles la prórroga por un periodo máximo de 18 meses de la autorización en la UE del polémico herbicida glifosato pese a la resistencia de algunos Estados miembros.

El ejecutivo europeo explicó en un comunicado haber "decidido prolongar la autorización del glifosato por un periodo limitado, hasta que la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas publique su dictamen, como muy tarde a finales de 2017".

Bruselas justificó esta decisión por el rechazo de los Estados miembros a "tomar responsabilidades" en el asunto.

La decisión coincide con una cumbre en Bruselas sobre las consecuencias del Brexit, la salida del Reino Unido de la UE, que acapara toda la atención.

La Comisión decidió asumir la prórroga de la licencia del glifosato, a falta de una mayoría cualificada entre los Estados miembros.

Los representantes de los Veintiocho, reunidos varias veces en un comité técnico encargado de pronunciarse sobre la autorización de ciertas sustancias químicas, nunca han conseguido entenderse sobre este asunto.

Durante la última votación el 24 de junio, pese a una mayoría simple de países a favor (19) de renovar la autorización, la propuesta fue rechazada porque no se alcanzó el quórum en términos de población representada (52% frente al 65% requerido).

La autorización del glifosato en la UE llegaba a su término el jueves. Si no se tomaba antes una decisión habría sido prohibido en todo el territorio de la Unión Europea.

El glifosato es el herbicida más utilizado en los campos europeos y está presente en los herbicidas fabricados, entre otros, por Monsanto, Syngenta o Bayer. Pero sus efectos sobre la salud y el medioambiente son el centro de grandes polémicas.

Francia y Malta votaron en contra y siete países (Alemania, Italia, Portugal, Austria, Luxemburgo, Grecia, Bulgaria) se abstuvieron.

Al final, la Comisión se compromete a acompañar la ampliación de la licencia del producto con medidas de restricción.

Bruselas va a vigilar sobre todo su utilización en el periodo antes de la cosecha e intentará "minimizar" su uso en parques y jardines públicos.

También prohibirá un aditivo (el POE -tallowamine), utilizado en productos a base de glifosato. "Se mantuvieron conversaciones con los Estados miembros esta semana sobre este tema, pero no fueron concluyentes", indicó la Comisión.

El uso de herbicidas que contienen glifosato se generalizó desde que salieron al mercado en la década de 1970.