Concluyeron audiencias en la CIJ por disputa territorial entre Chile y Bolivia

Ambos países quedan a la espera de que el Tribunal se pronuncie sobre si es o no competente para juzgar el diferendo en el que Bolivia busca recuperar un acceso soberano al océano Pacífico.

EFE

 Las audiencias públicas en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por la disputa territorial que enfrenta a Chile y Bolivia que busca una salida al mar, concluyeron este viernes, a la espera de que el Tribunal se pronuncie sobre si es o no competente para juzgar este diferendo.

Bolivia desea recuperar un acceso soberano al océano Pacífico, perdido tras una guerra contra Chile a finales del siglo XIX, y quiere que la CIJ se pronuncie al respecto, mientras que Chile alega que la Corte no tiene competencia para dictaminar sobre el litigio entre ambos países, que no mantienen relaciones diplomáticas desde 1978.

Por su parte, Chile considera que, en virtud de un tratado de 1948, la CIJ no puede pronunciarse sobre acuerdos firmados entre La Paz y Santiago antes de esa fecha, y cree que la disputa fronteriza debería dirimirse en el marco de un tratado firmado en 1904.En un comunicado, el tribunal recordó que su fallo, que será pronunciado en una fecha anunciada "posteriormente", versará exclusivamente sobre la "excepción preliminar", es decir, decidir únicamente si es competente para entrar a juzgar el caso.

Bolivia sostiene que perdió 120.000 kilómetros cuadrados de territorio y 400 kilómetros de costa tras la guerra del Pacífico (1879-1883) contra Chile, lo que penaliza su economía por no tener acceso al mar.

Tras varios intentos de negociación infructuosos entre ambos países, La Paz decidió presentar un recurso ante el tribunal, la máxima instancia judicial de Naciones Unidas, en abril de 2013.La decisión de la CIJ sobre si tiene o no competencia para juzgar este caso tardará varias semanas, y de estimarse competente, empezará otra fase que puede demorar mucho tiempo.

El embajador chileno en Estados Unidos, Juan Gabriel Valdés, consideró hoy que Bolivia "no tiene argumentos" para defender una parte clave de su demanda ante la Corte Internacional de Justicia . Valdés habló con un pequeño grupo de medios, entre ellos Efe, poco después de que concluyera hoy en La Haya la ronda de alegatos orales de Bolivia, en la que ese país pidió a la corte internacional que halle una solución a su litigio con Chile, en el que aspira a lograr una salida soberana al océano Pacífico.

"Lo más importante del cierre de los alegatos es que el abogado de Bolivia no pudo citar una fecha en la que Chile se comprometió a negociar una salida soberana para Bolivia, porque esa fecha no existe", aseguró el diplomático chileno.

El juez británico Christopher Greenwood había preguntado a Bolivia en qué fecha considera que se materializó el acuerdo respecto de la negociación relativa al acceso soberano.

Hoy, el profesor de derecho internacional Payan Akhavan respondió que Bolivia no quiere fijar una sola fecha, ya que "Chile prometió en diversas ocasiones" su compromiso a otorgar a Bolivia un acceso soberano al mar.

Valdés consideró que esa respuesta de Bolivia "confirma" el argumento chileno de que la demanda boliviana "pertenece a una sala de negociación diplomática, no a una corte de justicia".

"Yo, habiendo participado en varias oportunidades en negociaciones diplomáticas con Bolivia, pienso que ahí está el fondo de la cuestión", sostuvo el embajador.

"Este no es un tema judicial, por cuanto Bolivia no tiene argumentos para poder persuadir a la Corte de que Chile tuvo un compromiso de darle salida al mar soberana, y que ese compromiso debe supeditarse a un tratado entre los dos países que estableció la frontera", añadió Valdés.

Desde el inicio de la ronda de argumentos orales celebrada esta semana en La Haya, Chile ha sostenido que la CIJ no tiene competencia para resolver el litigio, con base en lo establecido en el Pacto de Bogotá, que en 1948 dio lugar a la creación del tribunal.

De su lado, el presidente de Bolivia, Evo Morales, conminó a uno de los jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que supuestamente asesoró en el pasado a Chile, a que se inhiba en el proceso que se sigue en La Haya.

"Había dos jueces asesores de Chile en la CIJ, uno de ellos por ética, moral y profesionalismo ha renunciado. El que quedó, debería de renunciar, excusarse de estar en esta demanda", dijo el mandatario en una rueda de prensa en la región de Cochabamba (centro).
"Siento que (la falta de renuncia del juez) daña a una institución tan grande", afirmó el gobernante

También destacó la "demoledora" actuación del equipo jurídico que ha participado en La Haya, toda esta semana, en las vistas orales sobre el recurso de incompetencia presentado por Chile, y que hoy protagonizó el segundo turno de intervenciones.

El mandatario subrayó la "defensa boliviana demoledora", con "solidez histórica, legal y jurídica", y aseguró que se siente "honrado" y "orgulloso" de la representación boliviana ante la CIJ.

"Al decidir ir a La Haya en busca de justicia no nos hemos equivocado. Como siempre, los bolivianos esperarán de manera paciente una decisión con mucha inteligencia y sabiduría, buscando justicia para Bolivia y Latinoamérica, porque la salida al Pacífico no solamente es una cuestión bilateral sino es una reivindicación sudamericana y latinoamericana", agregó.