Confirman condena a 20 años de cárcel contra Mursi por la muerte de manifestantes

El Tribunal egipcio de Casación rechazó los recursos presentados por la defensa del expresidente egipcio, quien también fue condenado a pena de muerte.

El Tribunal egipcio de Casación rechazó los recursos presentados por la defensa del expresidente egipcio, Mohamed Mursi, y otros líderes de los Hermanos Musulmanes, y confirmó la sentencia a 20 años de cárcel por reprimir violentamente unas protestas ocurridas en diciembre de 2012. (Lea: Egipto: una polémica condena a muerte)

La agencia oficial egipcia de noticias, MENA, informó de que es la primera sentencia definitiva contra el exmandatario, que está también condenado a muerte y a cadena perpetua por otros casos relaciones con espionaje y la huida de una cárcel.

El mismo medio recordó que los fallos del Tribunal de Casación no son apelables.

Mursi y otras doce líderes de los Hermanos Musulmanes fueron sentenciados a 20 años de prisión por el uso de la fuerza y la violencia y retención de personas, acompañada de maltratos y tortura.

Los sucesos tuvieron lugar frente al palacio presidencial de Itihadiya en diciembre de 2012 y se saldaron con la muerte de varios manifestantes.

Además de Mursi, fueron sentenciados a la misma pena varios dirigentes de los Hermanos Musulmanes, entre ellos Esam el Arian, vicepresidente del Partido Libertad y Justicia (PLJ) -brazo político de la Hermandad-, y el miembro de su Ejecutiva Mohamed Beltagui.

El exmandatario, dirigente de los Hermanos Musulmanes y encarcelado en la prisión de Burg al Arab, en el noreste de Egipto, ha negado siempre los cargos y ha destacado que sigue siendo el "presidente legítimo" de Egipto.

Desde el derrocamiento de Mursi, las autoridades han perseguido a los simpatizantes, integrantes y líderes de los Hermanos Musulmanes, fueron declarados grupo terrorista en diciembre de 2013.

Temas relacionados