Congreso de Costa Rica renueva vigilancia conjunta con EE.UU. en los océanos

Costa Rica abolió su Ejército en 1948 y para que ingresen barcos artillados a sus aguas deben contar con una autorización del Congreso.

Presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís. / EFE

El Congreso de Costa Rica aprobó este lunes renovar la vigencia para el segundo semestre de 2014 de un convenio para que naves de Guardacostas de Estados Unidos participen en la vigilancia antidrogas en los océanos costarricenses.

Un total de 42 diputados votaron a favor y 10 en contra, con 52 legisladores presentes de los 57 que integran el Congreso costarricense.

Este convenio, que permite a los Guardacostas estadounidenses ingresar a aguas costarricenses y atracar en los puertos de este país, fue firmado en 1999, pero establece que debe ser revalidado cada seis meses por el Poder Legislativo costarricense.

Costa Rica abolió su Ejército en 1948 y para que a sus aguas ingresen barcos artillados deben contar con una autorización del Congreso.

El convenio contiene una lista de 43 barcos estadounidenses, pero usualmente solo unos pocos ingresan cada semestre a las aguas costarricenses, según el Gobierno.

La fracción del izquierdista Frente Amplio (FA) votó en contra debido a que considera que no se le debe permitir a los buques de EE.UU. atracar en puertos costarricenses, al ser considerados como fuerzas militares.

El diputado del FA Carlos Hernández dijo en el plenario que su partido "está en contra del atraque" de los barcos estadounidenses, pues a su juicio, en el convenio no se establece con claridad el momento en que las naves ingresarán a aguas costarricenses.

El resto de los partidos mostraron su apoyo a la cooperación estadounidense en la lucha contra las drogas, al considerar que Costa Rica no tiene la capacidad para hacerlo solo.

"No le facilitemos el trabajo a los narcotraficantes. No comprendo cómo por temas ideológicos podemos oponernos a un esfuerzo en el marco de la ley para proteger nuestros mares y evitar que nuestro territorio sea cómplice del narcotráfico y crimen organizado", expresó el diputado de la Alianza Demócrata Cristiana Mario Redondo.

Los legisladores del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC), de centro izquierda, abogaron por la aprobación del permiso a los guardacostas estadounidenses y afirmaron que no se trata de una pérdida de la soberanía del país ni de una militarización de la lucha antidrogas.

"Este es un convenio de suma importancia para la seguridad ciudadana en el país, que no tiene Ejército, para atacar un problema como el narcotráfico", expresó en el plenario el diputado del PAC Franklin Corella.

La semana pasada, el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, mostró su apoyo a este convenio con EE.UU. como un arma para la lucha contra el narcotráfico.

Solís aclaró que la iniciativa solo incluye naves de Guardacostas y que nunca estará de acuerdo en que se incluyan barcos militares adscritos al Departamento de Defensa.

Temas relacionados

 

últimas noticias