Cónsul guatemalteco visita menores inmigrantes en base naval de California

Cerca del 80 % de los jóvenes de Guatemala, proceden de dos departamentos que limitan con la frontera con México.

El cónsul general de Guatemala en Los Ángeles (EE.UU.), Pablo García Sáenz, visitó este viernes la Base Naval de Ventura, al noroeste de la ciudad, donde se reunió con 141 jóvenes guatemaltecos inmigrantes que están en proceso de reencontrarse con sus familiares.

"La base tiene capacidad para 575 niños. En este momento hay 377 y de ellos 141 son jóvenes provenientes de Guatemala de edades entre los 14 y los 17 años", detalló a Efe.

"Las instalaciones fueron adecuadas, tienen un área de recreación y también una clínica donde los están revisando médicamente", agregó el cónsul, quien dijo que pudo verificar personalmente que los jóvenes están recibiendo clases de inglés y otros estudios.

Comentó que el albergue dispone de psicólogos y otros consejeros que los atienden por cualquier dificultad que hayan sufrido durante su viaje.

A la vez aseguró que "la calidad de la alimentación que reciben es muy buena y además les han dado ropa y se las lavan diariamente".

Dijo que los jóvenes albergados en la Base Naval disponen de información en español sobre teléfonos de contacto y otros datos importantes, así como detalló que con "cada 12 jóvenes hay un supervisor del Departamento de Salud y Servicios Humanos (DDHS), que habla perfecto español".

Además, hay un supervisor por cada habitación donde duermen unos 55 niños. Las autoridades de la base explicaron al cónsul García que han tenido mucho cuidado para no sobrepasar el cupo máximo del albergue y que su meta es que el proceso de reunificación familiar de cada menor no dure más de dos semanas.

Cerca del 80 % de los jóvenes de Guatemala, proceden de dos departamentos que limitan con la frontera con México según explicó el funcionario consular, que tiene planeado volver el domingo a la base junto con el vicecanciller guatemalteco a cargo de los inmigrantes.

"Me reuní con ellos para preguntarles dónde tenían familiares aquí en el país. Son niños muy educados", dijo el cónsul, quien señaló que algunos se pusieron de pie y lo saludaron con un "Buenos días señor cónsul" cuando entró al salón donde se encontraban.

"Igual a como se hace en las escuelas de Guatemala cuando entra una autoridad", explicó.

Sobre los motivos de su venida al país los jóvenes no dieron mayores detalles y explicaron solamente que sus padres (o familiares) los habían mandado a buscar para traerlos a Estados Unidos, explicó García.

El cónsul consideró que es muy importante que los guatemaltecos que residen en EE.UU. que creen o saben que sus hijos o familiares han sido retenidos en la frontera, acudan directamente al consulado más cercano a su sitio de residencia para pedir información.

"Los 12 consulados de Guatemala en los Estados Unidos estamos trabajando coordinadamente para ofrecer la información que tenemos sobre los nombres y los lugares donde se encuentran los menores", aseguró.

El cónsul también explicó que pidió a los jóvenes que dieran sus datos verdaderos para así facilitar la localización de sus familiares en Estados Unidos.

El consulado de Guatemala en Los Ángeles, al igual que otros consulados del país, sirve de apoyo para verificar cualquier información sobre los padres o familiares o para expedir algún documento que se necesite.

Al menos 77.243 menores centroamericanos ingresaron ilegalmente a EE.UU. de 2009 a mayo de 2014, según autoridades centroamericanas.

Del total de menores que viajaron solos a Estados Unidos en ese periodo, 27.579 procedían de Guatemala, 25.985 de Honduras y 23.679 de El Salvador.

 

últimas noticias