La contraofensiva de la CIA

Luego de la lluvia de condenas y críticas por el informe de la Comisión de Inteligencia del Senado, que describe cómo los detenidos sospechosos de pertenecer a Al Qaeda fueron interrogados con violentas técnicas, exfuncionarios del gobierno de George W. Bush, salieron a justificar los hechos.

El actual director de la agencia de inteligencia (CIA), John Brennan. / AFP

Luego de la lluvia de condenas y críticas por el informe de la Comisión de Inteligencia del Senado, que describe cómo los detenidos sospechosos de pertenecer a la red terrorista Al Qaeda fueron interrogados con violentas técnicas, peores de lo que se había denunciado (fueron torturados durante días en la oscuridad, colgados de las manos, privados del sueño o alimentados a la fuerza vía rectal), exfuncionarios del gobierno de George W. Bush —administración que enfrentó los atentados del 11 de septiembre e inició la cruzada contra el terror— salieron a justificar los hechos.

El actual director de la agencia, John Brennan, también se sumó a la defensa de la CIA.

“Teníamos poca experiencia con la vigilancia de los detenidos y muy pocos de nuestros agentes habían recibido entrenamiento como interrogadores”, reconoció Brennan en su comparecencia. El director de la agencia aseguró que en el momento en que se realizaron las prácticas de tortura, estas eran “legales” y que “no había respuestas fáciles” a la lucha de EE.UU. contra el terrorismo.

Para la poderosa Unión de Defensa de las Libertades Civiles (ACLU), la “administración Obama puede comenzar a reparar los abusos cometidos” en nombre del país, mediante el nombramiento de un fiscal especial. Varias ONG defensoras de los derechos humanos y abogados de los presos exhortaron también a Washington a emprender acciones legales contra los responsables. Para Kenneth Roth, director de Human Rights Watch, el reporte del Senado “debe ser la base de una investigación penal”.

Brennan entonó el mea culpa por los abusos que cometieron algunos de los trabajadores de los centros de interrogatorio, pero dijo que “fue un grupo limitado”.
 

Temas relacionados

 

últimas noticias