Corea del Norte podría disparar un nuevo misil de largo alcance

Imágenes por satélite recientes muestran una nueva plataforma de lanzamiento de 67 metros en la base de Dongchang-ri, según indicó una fuente de Seúl.

Archivo AFP

Corea del Norte está a punto de completar la renovación de sus instalaciones de lanzamiento de misiles de largo alcance y podría disparar en los próximos meses uno de estos proyectiles, aseguraron fuentes del Gobierno de la vecina Corea del Sur.

Imágenes por satélite recientes muestran una nueva plataforma de lanzamiento de 67 metros en la base de Dongchang-ri, al nordeste del país, según indicó una fuente de Seúl a la agencia local de noticias Yonhap.

La plataforma, que comenzó a ser construida a finales de 2013, se utilizará para lanzar en los próximos meses "un nuevo misil de largo alcance superior al Unha-3", según el informante del Gobierno surcoreano.

El régimen de Kim Jong-un lanzó en diciembre de 2012 desde la base de Dongchang-ri su cohete de largo alcance Unha-3, que logró por primera vez en la historia del país poner en órbita un satélite de observación, el Kwangmyongsong-3.

La mayoría de la comunidad internacional interpretó la acción como un ensayo encubierto de misiles del régimen comunista norcoreano, que sufrió un endurecimiento de las sanciones por parte del Consejo de Seguridad de la ONU.

Otra fuente del Gobierno surcoreano reveló que existe información de inteligencia que apunta a que Kim Jong-un "ha ordenado que se lance un nuevo satélite para conmemorar el 70º aniversario del Partido de los Trabajadores".

La fuente apuntó que el lanzamiento del proyectil de largo alcance que pondría en órbita el satélite podría tener lugar en los días anteriores a esta efeméride, que se celebra el próximo 10 de octubre.

El régimen de los Kim ha reivindicado en numerosas ocasiones su derecho a desarrollar tecnología de satélites y exploración espacial, negando que sus lanzamientos de proyectiles sean ensayos de misiles encubiertos.

Por su parte, la presidenta surcoreana, Park Geun-hye, mantuvo una reunión rutinaria con el ministro y altos oficiales de Defensa, a los que instó a "mantener una sólida preparación" para responder duramente a una eventual "provocación" del país vecino.

Temas relacionados