Corte egipcia anula pena de cárcel contra Mubarak, quien será de nuevo juzgado

El expresidente se encuentra recluido en el hospital militar y tenía una condena a tres años de cárcel.

EFE

El expresidente egipcio, Hosni Mubarak, volverá a ser juzgado por el único caso de corrupción por el que está detenido en un hospital, después de que el Tribunal de Casación anulara este martes una condena a tres años de cárcel.

En noviembre, un tribunal ya había abandonado los cargos contra él por la muerte de manifestantes durante la revuelta popular de 2011, que le había valido una cadena perpetua en primera instancia. Pero el expresidente, que dimitió en febrero de 2011 después de 30 años en el poder, seguía detenido en el hospital militar de El Cairo por un caso de corrupción. El expresidente seguirá en el hospital militar.

"Mubarak y sus hijos no han sido puestos en libertad porque el dictamen del tribunal de Casación no ha ordenado su puesta en libertad", afirmaron los medios de comunicación públicos.

"La decisión queda en manos de la Fiscalía general o del nuevo tribunal que lo volverá a juzgar", según la agencia Mena.

El abogado de Mubarak, Farid al Deeb, había afirmado que quedaría en libertad porque, según él, su cliente ya "purgó la pena" de tres años de cárcel. 

Temas relacionados