Crean brazalete para proteger a defensores de derechos humanos

La pulsera diseñada por Civil Rights Defenders, alerta cuando la persona que lo porta está en situación de peligro. El mensaje es publicado en redes sociales.

En la larga lista de actividades de alto riesgo sobresale la defensa de derechos humanos. Uno de los casos emblemáticos que alertó al mundo sobre las constantes amenazas que sufren quienes dedican sus días a esta tarea, ocurrió en 2009. Ese año, la activista rusa Natalia Estemirova había estado investigando crímenes de lesa humanidad en Chechenia. En julio, desconocidos llegaron hasta su casa y se la llevaron en un vehiculo. Horas después la encontraron sin vida en los alrededores.

Con el fin de buscar estrategias para evitar que casos como este vuelvan a repetirse, y de disuadir los planes de secuestros a los defensores de derechos humanos, la ONG Civil Rights Defenders acaba de desarrollar un brazalete que se activa gracias a sistemas de navegación satelital que permiten avisar cuado su portador está en peligro. El mensaje, que contiene los datos de la pesona y su ubicación, es enviado a Facebook, a Twitter y a los colegas ubicados en zonas aledañas.

El brazalete, denominado Natalia Projetc, en honor a la activista rusa, tiene una alarma que se activa cuando alguien intenta abrirlo a la fuerza o cuando el mismo usuario le da la orden. La idea es que puedan usarlo los activistas que se desempeñan en zonas de guerra o de conflicto. Según Robert Hardh, director ejecutivo de Civil Rights Watch, por ahora se va a conformar un grupo de voluntarios que rastren los brazaletes con el fin de que los gobiernos efectuén las acciones necesarias para proteger a los activistas. La organización planea entregar 55 brazaletes antes de finalizar 2014.

De acuerdo con el más reciente estudio del programa Somos Defensores en Colombia cada semana es asesinado un defensor de derechos humanos.Los líderes de restitución de tierras y los indígenas son los más agredidos. Sumado a esto, la desaparición forzosa sigue siendo uno de los mecanismos más usados en el país, de acuerdo con la investigación.

La situación en el país es crítica: este martes fue asesinado en Córdoba el líder de restitucuón de tierras Ever Antonio Corre, y apenas la semana pasada la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos había declarado su preocupación por las continúas amenazas contra los voceros de las víctimas.