Crece tensión en el conflicto en Siria

Al levantamiento del embargo de armas por parte de la UE y el posible uso de armas químicas, se suma un ultimátum del grupo opositor, ELS, a Hizbulá.

Más de 750.000 sirios han huido del país y 2,5 millones se han desplazado internamente, según estimaciones de la ONU, a causa del conflicto./ EFE
Más de 750.000 sirios han huido del país y 2,5 millones se han desplazado internamente, según estimaciones de la ONU, a causa del conflicto./ EFE

La tensión está más latente que nunca en Siria, ya son 26 meses desde el inicio del conflicto y miles las víctimas fatales por cuenta de este. Son días claves, la Unión Europea ya levantó el embargo de armas para la oposición y con ello envía un mensaje fuerte al régimen de Bashar Al Assad, a esto se suman los rumores del uso de armas químicas, que cada vez son más fuertes después de que reporteros del diario francés “Le Monde” afirmaran haber sido testigos del uso de gas sarín por parte de tropas del régimen.

Mientras tanto, este martes el jefe militar del grupo rebelde “Ejército Libre Sirio” (ELS) , Salim Idris, dio un ultimátum de un día para que Hizbulá, grupo chií libanés que respalda al régimen de Al Assad, cese sus operaciones en territorio sirio. "Si no se adopta una resolución y cesa la ofensiva de Hizbulá en territorio sirio, yo no podré retener a los combatientes (insurgentes)", indicó Idris a los medios.

Por su parte la comunidad internacional, con los ojos puestos en el conflicto, no dudó en reaccionar ante la reciente decisión de la Unión Europea. A su vez los opositores sirios, por supuesto, aplaudieron el levantamiento del embargo de armas y, como era de esperarse el Ministerio de Asuntos Exteriores sirio no tardó en criticar la decisión calificando a la UE de “falsa” e indicando que el levantamiento del embargo solo alienta el terrorismo y obstaculiza la paz.

Aunque la comunidad internacional, en su mayoría, está a favor de los rebeldes, países como Rusia respaldan a Al Assad y ante el levantamiento del embargo no dudaron este martes en defender el suministro de misiles al régimen, haciendo la salvedad de que estos no son ni serán usados en contra de los rebeldes, a diferencia de las armas que suministraría la UE a los opositores.

Serguéi Riabkov, viceministro ruso de Exteriores indicó en una rueda de prensa que el llamado grupo de “Los Veintisiete” está mostrando dos caras en el conflicto sirio señalando que "no se puede, por una parte anunciar los planes de detener el baño de sangre y, por otra, tomar la senda de inundar Siria de armamento (…) Estamos decepcionados. La UE está echando leña al fuego del conflicto y reduciendo las posibilidades de que se celebre una conferencia sobre Siria".

Por su parte otros países como Irán también se lanzaron a rechazar el levantamiento del embargo, calificándolo como “destructivo”. Contrario a esto Estados Unidos dio “la bienvenida a la acción de la Unión Europea”.

A finales de este mes se levanta el embargo y gobiernos como el de Alemania ya se manifestaron. Guido Westerwelle, ministro de exteriores de este país manifestó el compromiso de no vender armas a la oposición siria, aclarando además que “ningún otro país de la UE ha manifestado su intención de hacerlo en un futuro próximo”.

El conflicto sigue en marcha, esto en momentos en que a su vez países como Reino Unido, Estados Unidos o Francia analizan la necesidad de intervenir, con las armas químicas como un posible detonante. A la vez continúa la idea de una conferencia internacional, en la que se buscaría una negociación para la salida pacífica a la crisis, de ser exitosa se buscaría un gobierno de transición con representación de ambas partes, el régimen y los rebeldes, y se marcaría una hoja de ruta para el posible fin de este conflicto, que hoy deja más de 90 mil muertos.