Cuatro nuevas víctimas mortales deja la gripe aviar en China

El H7N9, uno de los virus de gripe más mortíferos según la Organización Mundial de la Salud, ha cobrado la vida de 31 personas en el país asiático.

La cepa H7N9 de la gripe aviaria causó otros cuatro muertos en China, elevando la cifra total de víctimas a 31, según estadísticas oficiales.

Estos decesos fueron registrados en las provincias del este del país, donde se desarrollaron la mayoría de infecciones humanas.

Taiwán confirmó el mes pasado un primer caso "importado" de gripe aviaria H7N9.

El H7N9 es uno de los virus de gripe más mortíferos, según un miembro de un equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que lleva a cabo investigaciones en China sobre esta enfermedad que se transmitió por primera vez al ser humano hace unas semanas.

Por el momento no se tiene constancia de una transmisión del virus entre personas, afirman los investigadores.