Cuatro sorprendentes formas de evitar la contaminación ambiental

Un estudio del Banco Mundial explica algunas medidas que equivalen a sacar de circulación a 2.000 millones de vehículos y las emisiones que estos producen.

EFE

Un estudio del Banco Mundial y de la Fundación ClimateWorks, explica cómo las políticas públicas pueden incidir en que se disminuya la contaminación ambiental en el planeta. Según el documento, aplicar esas medidas correspondería a sacar de circulación a 2.000 millones de vehículos, y por ende, las emisiones que estos producen.

Pese a que sea inusual, iluminar los hogares con basura, mover máquinas con estiércol y sol o incluso, usar buses más rápidos para proteger las cosechas resultan ser soluciones simples pero efectivas para reducir las emisiones de gases que producen el efecto invernadero, responsable del calentamiento global.

El estudio se concentra en una simulación en seis lugares del mundo: Estados Unidos, China, la Unión Europea, India, México y Brasil, con el fin de medir la magnitud del impacto de implementar regulaciones, incentivos o impuestos para incentivar al transporte limpio y a la eficiencia energética en las industrias y hogares.

Aplicar diferentes medidas no influiría solo en la temperatura. De acuerdo al documento “las políticas que permiten reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes climáticos de corta vida pueden generan claros beneficios económicos, sanitarios y sociales de otro tipo”.

Expertos recomiendan estas formas alternativas para evitar las emisiones:

1. Iluminar hogares con basura

En el caso de Brasil, se estima que si se produjera electricidad con el metano que emiten los desechos, surgirían 44.000 empleos nuevos y se aportarían 13,3 mil millones de dólares al Producto Interno Bruto en un plazo de 20 años. Ciudades como Monterrey (México), usan la energía que produce la basura para el metro y el alumbrado público.

2. Máquinas a punta de estiércol y sol

Según el informe, si el 90% de las granjas con cerdos y vacas en México contaran con biodigestores, unos tanques donde se almacenan heces de animales para capturar metano y convertirlo en electricidad, o si nueve de cada 10 granjas utilizarán energía solar, se puede ahorrar hasta un 11% de la electricidad que necesita el sector del agro. Además 103 millones de toneladas de gases contaminantes, como el metano, se dejarían de emitir en el 2030.

3. Usar buses más rápidos para salvar cosechas

Si un país como India construyera 1.000 kilómetros adicionales de vías de tránsito rápido para buses, podría protegerse más de 27.000 vidas, gracias a la reducción de los accidentes y la menor contaminación del aire, además de crearse 128 mil puestos de trabajo. En consecuencia, se salvarían alrededor de 28.000 toneladas de alimentos en 20 años.

Más de 50 ciudades en Latinoamérica poseen sistemas de buses de transito rápido, como el Metrobús, en México, o el Transmilenio, en Bogotá. Algunos sistemas funcionan incluso con gas natural comprimido, menos contaminante que el diésel. Es la zona que más pasajeros transporta a través de este sistema: seis de cada diez personas que escogen este medio de transporte, con un total de 19 millones de pasajeros cada día.

4. Hacer la comida sin perder la vida

En el mundo, muchas personas aún utilizan carbón o leña para cocinar, lo cual contribuye a la contaminación del aire y deteriora la salud de quienes preparan los alimentos. Si en China, por ejemplo, se distribuyeran 70 millones de cocinas menos contaminantes, se obtendría un beneficio económico de 11.000 millones de dólares y en 20 años se salvarían más de un millón de vidas.

Temas relacionados

 

últimas noticias