Cuba sigue aplicando censura a la prensa

Así lo dijo la Sociedad Interamericana de Prensa.

La censura, la represión de la libertad de expresión e información y el uso de los medios como vehículo de propaganda son una realidad constante en Cuba, según un informe preliminar divulgado hoy en el marco de la asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que se celebra en Sao Paulo.

El documento, de la Comisión de Libertad de Prensa, que está pendiente de la aprobación de la SIP, relató que "la absoluta represión contra las libertades individuales, de prensa y de expresión" continúa produciéndose en Cuba.

Según el informe, el Gobierno de la isla "utiliza los medios de comunicación como vehículos de propaganda" mientras la censura y la desinformación son permanentes.

Sin embargo, el texto reveló que "a diferencia de otros períodos" en la actualidad "las cárceles no están repletas de periodistas", aunque se han elevado "las acciones de vigilancia, control y represión".

También denunció que se producen detenciones breves que duran pocos días u horas, además de "palizas mediante el uso de turbas o intervención directa de la policía" contra periodistas independientes y opositores.

El documento recoge la muerte del disidente Oswaldo Payá en un accidente de circulación el pasado 22 de julio y la denuncia de Amnistía Internacional de que 40 opositores fueron detenidos durante el velatorio.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional informó de 400 detenciones por mes entre abril y julio, más de 500 en agosto y 533 en septiembre, la cifra más alta en los últimos seis meses, según el informe.

El director ejecutivo de la SIP, Julio Muñoz, dijo que Cuba tiene "el peor" historial de América en libertad de expresión y añadió que los datos del informe son "tremendamente negativos".

Asimismo agregó que si bien en los últimos años "la mano dura no es tan dramática" aseguró que "se multiplica la acción" en las nuevas manifestaciones como los blogs.

"Le ponen a la gente un candado en la boca", dijo Muñoz, quien precisó que esa es la política de un "Gobierno totalitario".