Decena heridos en choques entre islamistas y liberales en Tahrir

Centenares de defensores y detractores del presidente egipcio, se encuentran en la plaza Tahrir, en el centro de El Cairo.

EFE
EFE

Más de una decena de personas resultaron heridas este viernes en enfrentamientos a pedradas entre centenares de defensores y detractores del presidente egipcio, Mohamed Mursi, en la plaza Tahrir, en el centro de El Cairo.

El portavoz del Departamento de Primeros Auxilios del Ministerio de Sanidad, Ahmad al Ansari, dijo a la agencia de noticias estatal Mena que por el momento doce personas han sufrido heridas, la mayoría con contusiones de piedras en la cabeza y en la cara.

Los choques se registraron entre partidarios de los Hermanos Musulmanes, grupo al que pertenecía Mursi antes de acceder a la presidencia, y opositores al presidente y a esta organización, a la que acusan de mover los hilos del poder en Egipto.

Un testigo explicó que los enfrentamientos se desencadenaron cuando un joven que subió a un escenario montado en Tahrir con motivo de la jornada de protestas gritó "abajo el poder del guía espiritual", en referencia al máximo líder de la Hermandad, Mohamed Badía.

En ese momento, jóvenes de los Hermanos Musulmanes atacaron la tribuna, mientras coreaban el lema "detrás de Mursi hay hombres valientes", según la fuente.

Este viernes, había convocadas dos protestas en la plaza: una organizada por una veintena de grupos liberales y revolucionarios para pedir cuentas a Mursi, a los cien días de su mandato, y exigir que la nueva Constitución represente a todos los egipcios.

La otra estaba convocada por los Hermanos Musulmanes para rechazar el fallo del juicio contra varios responsables del antiguo régimen del derrocado presidente Hosni Mubarak (1981-2011), que fueron absueltos hace dos días de la muerte de manifestantes en la llamada "batalla del camello", durante la revolución egipcia.

Tras los choques que se iniciaron después de la oración musulmana del mediodía han sucedido escaramuzas esporádicas en la plaza. Los simpatizantes de los Hermanos Musulmanes eran mayoría en Tahrir, mientras que en la calle Mohamed Mahmud, aledaña a la plaza, se concentraban los detractores del presidente egipcio.

Los partidarios del jefe del Estado gritaban "te queremos, Mursi" y sus oponentes respondían con lemas como "el pueblo quiere la caída del Gobierno del guía espiritual" de los Hermanos Musulmanes o "Mursi, Mursi, cobarde retira a tus perros de la plaza".

Las piedras volaban por encima de las cabezas y en ocasiones pasaba algún que otro herido con una brecha.
De vez en cuando, cundía el pánico y grupos de manifestantes corrían en desbandada para protegerse, aunque poco después volvían a las inmediaciones de la calle Mohamed Mahmud, donde se concentraron los choques.

En la esquina entre Tahrir y esa calle estaba Ahmad, un profesor que acudió solo a la plaza para pedir justicia e igualdad para todos los ciudadanos de Egipto, "un país con muchos recursos pero lleno de pobres".

"Mursi es un buen hombre, pero tiene detrás a los Hermanos Musulmanes, que solo protegen sus intereses", se quejó Ahmad. No muy lejos de allí, pero en el bando contrario estaba el profesor de español Mohamed Saad, partidario de la cofradía musulmana, que pidió respeto para todas las opiniones.

"Nos tenemos que respetar, eso es la democracia", dijo Saad, quien acusó a los opositores de Mursi de iniciar los altercados de hoy: "Hubo personas que arrojaron pintura a la cabeza contra los que estaban rezando aquí", aseguró.

Una fuente policial dijo que a primera hora de la tarde seguidores de los Hermanos Musulmanes han cerrado los accesos a la plaza e impiden la entrada de varias marchas de grupos liberales y revolucionarios que han llegado desde los barrios de Doki y Al Gamra.

En un comunicado, el movimiento "Jóvenes del 6 de Abril", uno de los convocantes de la protesta anti-Mursi, pidió a los partidarios de los Hermanos Musulmanes que se retiren de la plaza y paren las agresiones. Y advirtió al grupo islamista contra "la soberbia con la que trata al resto de corrientes políticas", además de instarle a poner orden en sus filas y controlar a sus seguidores.

Para evitar que los altercados en Tahrir vayan a más, "Jóvenes del 6 de Abril" anunció que se retira de la manifestación en Tahrir y solicitó a sus simpatizantes que se trasladen a la sede de la Fiscalía General de la Corte Suprema, para proseguir allí la protesta.