Declaró testigo que reveló irregularidades en operativo tras muerte de Nisman

Natalia Fernández, testigo ocasional durante el procedimiento realizado en la casa de Nisman tras el hallazgo del cadáver, declaró durante tres horas y media ante la fiscal Viviana Fein.

La testigo que denunció graves irregularidades en el operativo realizado en la casa del fiscal argentino Alberto Nisman el día que este fue hallado muerto declaró este jueves ante la fiscal a cargo del caso.

Nisman, fiscal especial de la causa sobre el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que dejó 85 muertos en 1994, apareció muerto el pasado 18 de enero, con un tiro en la sien, cuatro días después de denunciar a la presidenta Cristina Fernández por supuesto encubrimiento a sospechosos iraníes de ese ataque.

Natalia Fernández, testigo ocasional durante el procedimiento realizado en la casa de Nisman tras el hallazgo del cadáver, declaró durante tres horas y media ante la fiscal Viviana Fein.

"Natalia se sintió aliviada después de hablar", dijo el abogado de la joven, Sebastián Smoller, en breves declaraciones a la prensa.

Los detalles de la audiencia no fueron difundidos por la Fiscalía, que a diferencia de otras jornadas, no emitió ningún comunicado.

No obstante, medios locales aseguraron que la testigo ratificó las declaraciones reproducidas el fin de semana pasado por el diario Clarín, al que reveló supuestas graves irregularidades en el protocolo para preservar las pruebas.

Fernández afirmó a ese medio que el personal que participó en el operativo repasó la documentación esparcida sobre la mesa de Nisman, tocaron el teléfono del fiscal, usaron los baños y la cafetera, entre otras irregularidades.