Lo que dejó el tercer debate entre Clinton y Trump

Armas, aborto, migración, derechos de las minorías, Alepo, Rusia y Siria fueron los temas abordados por los candidatos. Los golpes bajos y los ataques no estuvieron ausentes.

Los candidatos presidenciales de Estados Unidos durante el debate en Las Vegas (Nevada).
Los candidatos presidenciales de Estados Unidos durante el debate en Las Vegas (Nevada). AFP

El tercer y final debate presidencial entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump trató temas muy delicados para los estadounidenses: la Segunda Enmienda, que reconoce como un derecho el porte de armas por parte de los ciudadanos. (Vea acá el especial ELECCIONES EN ESTADOS UNIDOS 2016)

Según Clinton, “tenemos que pedir antecedentes completos y tomar reformas que van a lograr una diferencia sin que estén en conflicto con la Segunda Enmienda”. La exsecretaria de Estado agregó: “Que apoye a la segunda enmienda no quiere decir que apoye que la gente tenga armas que amenacen a nuestras familias”.

Clinton dijo que tiene respeto por la segunda enmienda “pero debe haber regulaciones razonables”. A lo que Trump respondió: “Estoy orgulloso de tener el aval de la NRA (Asociación Nacional del Rifle). Chicago, donde tienen las leyes contra portación de armas más duras en EE.UU., hay mucha violencia.

Sobre el aborto, Clinton fue clara en que defenderá los derechos de las mujeres. “Apoyo firmemente el derecho de cada mujer a decidir sobre el aborto”. Para Trump, “nadie tiene ese derecho”.

Migración

El magnate republicano no cambió su discurso sobre este tema. Continuó acusando a los migrantes de ser delincuentes. “Mi primera medida es sacar a las personas malas. Hillary quiere darles las fronteras abiertas. Los agentes de las patrullas fronterizas me avalaron. El mayor problema es la heroína que llega desde la frontera sur. Necesitamos una frontera fuerte. En el público tengo madres cuyos hijos murieron a manos de inmigrantes ilegales. Reafirmó su promesa de construir un muro con México para detener a las personas que evienen de forma ilegal”.

Clinton respondió que quiere una reforma migratoria integral y que no quiere separar a las familias. “Donald usó trabajadores indocumentados para construir las torres Trump. Yo quiero que todo el mundo salga de las penumbras”, dijo la demócrata.

Cuando el moderador, Chris Wallace, periodista de Fox News, le preguntó por sus discursos privados y pagados , revelados por WikiLeaks, ella defendía un continente americano sin fronteras Clinton aclaró que: “Hablaba sobre la energía, quiero que tengamos una fuente eléctrica que vaya a través de la frontera. Lo importante sobre WikiLeaks es que el gobierno ruso ha hackeado a estadounidenses”.

Rusia volvió a ser un tema de candenta debate. “Putin es más inteligente que ella”, dijo Trump, luego de que la exsecretaria de Estado lo llamara “la marioneta de Putin”. Clinton advirtió sobre el riesgo de que Trump pueda controlar el botón nuclear de Estados Unidos. Lo describe como alguien incapacitado para tomar ese tipo de decisiones.

Economía

¿Cómo hacer crecer la economía? La pregunta que volvió a llevar a los dos candidatos a un enfrenamiento. Clinton dice que Trump busca “recortar los impuestos a los más adinerados”. La demócrata también propone educación sin deudas y menciona que ha trabajado ese plan con Bernie Sanders. Propone paga igualitaria entre hombres y mujeres, así como aumentar el sueldo mínimo. Dice que deabería haber “nuevos trabajos y energía limpia”, además de “nuevos trabajos y nuevos negocios”. Trump sólo dice que “el plan de ella es un desastre. Tendremos un aumento enorme con su plan. Todo con ella ha sido un desastre”.

“El país está estancado, no produce nada”, insistió el republicano, que tiene ensayada su retórica. En los tres debates dijo: “El problema es que usted habla pero no logra que se haga nada, por qué no ha hecho esto durante los 30 años que lleva en lo mismo...”.

Trump responsabiliza a Clinton de la violencia contra Trump y de las denuncias contra él. Clinton le responde: “Donald considera que atacar a las mujeres lo engrandece”. El republicano le contesta que “todo eso es mentira”, un mantra común en su campaña.

De aquí en adelante fue una repetición de los anteriores debates: los correos electrónicos, las denuncias de una campaña sucia en su contra, etc. Una historia conocida. Clinton mantuvo la calma: “Todas las veces que Donald habla de algo niega sus responsabilidades”, respondió.

Los dos candidatos, tras un segmento de ataques, hablaron de política exterior, salud y economía. Trump asegura que la Rusia de Putin, la Siria de Al-asad e Irán están ganándole la mano a Estados Unidos por el "estúpido" liderazgo que hay en Washington, en el que incluye a Clinton.

Wallace pregunta si salvarían la seguridad social y el programa de salud Medicare. Clinton: “He dicho que necesitamos poner más en los fondos de seguridad social”. Trump dice que vana reemplazar Obamacare: “Ese programa destruye nuestro país y ella es un desastre”.

De acuerdo con sondeos online en vivo realizado por cadenas como Univisión y CNN, Clinton ganó este último debate con un 70%. La votación real será el próximo 8 de noviembre.

 

últimas noticias