¿Del piropo al acoso sexual?

A través de un video en Youtube, que tiene cerca de 500.000 reproducciones, la argentina Aixa Rizzo denuncia que obreros que trabajan cerca a su casa la siguen mientras camina, le hacen comentarios obscenos e insinúan que quieren llevársela.

Un video grabado por Aixa Rizzo, en el que denuncia que es víctima de acoso sexual callejero, le ha dado la vuelta al continente. En casi cuatro minutos, la joven argentina de 20 años, les cuenta a los internautas que un grupo de obreros, que llevan semanas trabajando cerca a su casa, le gritan groserías como “te vamos a romper el orto” al verla salir de la residencia. Su grabación ya ha sido vista por casi 500.000 personas. 

Aunque la mujer les pidió que dejaran de hacerlo, relata que un día los “piropos” fueron más allá y uno de los operarios comenzó a caminar detrás de ella mientras le pedía a otro compañero que trasladara un tubo de la obra, quien luego le preguntó: ¿Y a ésta a dónde la llevamos? (refiriéndose a la joven). Al mirar hacia atrás, Rizzo se percató que cinco obreros más le estaban siguiendo el paso, por lo que les roció gas pimienta y corrió. Una avalancha de insultos se le fueron encima, algunos la llamaban “loca de mierda”.

Tras el acoso sexual, como ella lo considera, intentó interponer una denuncia en la Policía. Sin embargo, el agente que la atendió consideró el hecho como un simple “piropo”, pero cuando la joven contó las palabras que le dijeron, el funcionario se “sensibilizó” y tomó la denuncia, informó el periódico El Mundo, de España. Rizzo cuenta ahora con un escolta policial en la puerta de su casa, aunque al verla pasar los obreros continúan pronunciado comentarios obscenos y cantan la consigna: “Si nos organizamos, cogemos, follamos todos”.

“No quiero dar mi opinión al respecto por este medio, lo dejo a su criterio, pero que la cultura de la violación existe y que hay una impunidad total está más que claro", concluye Aixa.

La violencia sexual es una de las problemáticas que más afecta a las mujeres argentinas. Según organizaciones de derechos humanos, cada 30 horas muere una mujer en el país gaucho. El video de Rizzo ha sido replicado por diferentes organismos defensores de la igualdad de género, entre ellos, el Observatorio contra el Acoso Callejero de Chile que, junto a otras organizaciones de países latinoamericanos, celebra hasta el domingo la Semana Internacional Contra el Acoso Callejero.

El objetivo de esta iniciativa es sancionar en América Latina la práctica de “piropear”, a través de leyes que la cataloguen como delito sancionable con multas, disculpas públicas y hasta días de cárceles.

(Lea la historia completa en El Mundo)

Temas relacionados
últimas noticias