Denuncian falta de políticas para erradicar violencia género en Centroamérica

Una activista señaló que la "cultura patriarcal" es una de las causas de que la violencia y los asesinatos de mujeres no se reduzcan en Centroamérica.

La ausencia de políticas de seguridad, la falta de interés y la cultura patriarcal son los principales obstáculos que tiene Centroamérica para erradicar la violencia de género, alertaron este martes activistas reunidas en Honduras que abogaron por fortalecer la investigación de muertes de féminas.

Activistas de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua debatieron este martes en Tegucigalpa sobre el asunto en el "foro Centroamericano por la Seguridad de las Mujeres. Análisis y Propuestas", auspiciado por la Red Regional de Seguridad de la Mujeres y el Foro de Mujeres por la Vida de Honduras.

La violencia contra las mujeres en Centroamérica "no es visibilizada como un problema de seguridad en las políticas públicas, sigue abordándose como un problema de las mujeres", dijo a Efe la coordinadora del Foro de Mujeres por la Vida de Honduras, Carolina Sierra.

Agregó que "la inefectividad de las políticas de seguridad" ha propiciado el aumento de la violencia de género y las condiciones de vulnerabilidad de las féminas en la región.

"Cuando los Estados retomen esa visión de seguridad integral y retomen todos los principios de derechos humanos en ese momento se podría estar impactando en la seguridad de las mujeres", subrayó Sierra.

Sierra lamentó "al alto" nivel de impunidad en las agresiones y muertes de mujeres en Honduras, donde en lo que va de año suman 170, según cifras del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma (Unah) del país centroamericano.

Josefina Con, activista de la Asociación Femenina para el Desarrollo de Sacatepéquez (AFEDES) de Guatemala, coincidió con Sierra subrayando que los Estados de la región "han invisibilizado la violencia contra las mujeres y eso se refleja en que no hay una política de Estado que responda a las nuestras necesidades".

La "cultura patriarcal" es una de las causas de que la violencia y los asesinatos de mujeres no se reduzcan en Centroamérica, pese a que el femicidio está tipificado como un delito, subrayó Con a Efe.

"La cultura patriarcal es una característica de los países de la región que ha hecho creer a los hombres que las mujeres son objetos de su propiedad y que por ello tienen derecho a disponer de la vida de las mujeres", subrayó la activista, quien denunció que en Guatemala han sido asesinadas 139 mujeres en lo que va de 2014.

Afirmó que las desigualdades, la pobreza y la criminalidad causada por el narcotráfico y el crimen son elementos determinantes que han contribuido al aumento de la violencia contra las mujeres en los países centroamericano.

"Los esfuerzos de los Gobiernos tienden a erradicar la violencia causada por el crimen organizado y el tráfico de drogas pero no así los tipos de violencia contra la mujer que van en aumento", subrayó la activista.

El aumento de esas cifras en Centroamérica demuestra que la región necesita "más voluntad política" para combatir la violencia y los asesinatos, dijo, por su parte, a Efe la dirigente de la Red de Mujeres Contra la Violencia de Nicaragua, Ruth Díaz.

"Las mujeres sufren violencia intrafamiliar, esto debe parar", subrayó Díaz, quien señaló que en Nicaragua alrededor de 42 féminas han muerto de manera violenta este año.

La sociedad centroamericana "es altamente machista", afirmó la activista nicaragüense, quien llamó la atención a los Estados de la región para que pongan en marcha un plan para prevenir la violencia de género y fortalezcan la investigación de muertes de mujeres.

Temas relacionados