Desalojan estación de Atocha de Madrid por alarma de explosivos

El suceso tuvo lugar en la estación ferroviaria que el 11 de marzo de 2004 fue escenario del atentado más grave en la historia de España.

AFP

 Un hombre generó una importante alarma en la estación madrileña de Atocha al amenazar con suicidarse dentro de un vagón de un tren con explosivos que, según dijo, llevaba en una mochila, aunque finalmente la Policía comprobó que no los portaba y detuvo al individuo.

El suceso tuvo lugar en la estación ferroviaria que el 11 de marzo de 2004 fue escenario del atentado más grave en la historia de España, después de que islamistas radicales dejaran en varios trenes mochilas con explosivos que ocasionaron 191 muertos.

Fuentes policiales, del servicio de emergencias sanitarias y testigos del suceso dijeron a EFE que hacia las 9.40 horas locales un hombre comenzó a gritar dentro de un vagón y a decir que iba a suicidarse.

Los pasajeros, asustados ante la amenaza del hombre, tiraron de la palanca de emergencias del vagón y lograron detener el tren y salir a la carrera, mientras llegaban al lugar los servicios de emergencia y la Policía, que activaron el protocolo antiterrorista.

Como medida de prevención, los agentes desalojaron la estación y los trenes, se cortó al tráfico la plaza de la estación, se desviaron las líneas de autobuses que pasan por la zona y el Metro no efectuó parada en la estación de Atocha Renfe.

El hombre fue detenido por los agentes, mientras los especialistas en desactivación de explosivos comprobaron que ni en la mochila y en su propio cuerpo portaba explosivos.

El detenido fue trasladado a dependencias policiales donde le toman declaración y poco después la Policía desactivó el protocolo antiterrorista.

Los sanitarios del Samur-Protección Civil atendieron a cuatro personas por crisis de ansiedad y a una joven por una contusión en una muñeca al golpearse mientras salía del tren donde se encontraba el detenido. Todos ellos fueron dados de alta en el mismo lugar.

Una pasajera de uno de los trenes desalojados explicó a EFE que se vivió una situación "muy angustiosa" al creer que podía tratarse de un atentado y venirles el recuerdo de lo sucedido el 11M de 2004.

Dos horas más tarde el tráfico fue restablecido en la zona, el Metro funciona con normalidad y la estación ha sido abierta.