Desastre ambiental en Perú tumba al presidente de la petrolera estatal

Un bombeo realizado por Petroperú en la región amazónica de Loreto derramó unos 600 barriles de crudo en la región, afectando a 435 personas. El Gobierno anunció que la renuncia no excluirá la investigación.

AFP.

El presidente de la petrolera estatal Petroperú renunció por el derrame de crudo que afectó a 435 personas y contaminó terrenos de cultivo en la provincia de Datem Marañón, región amazónica de Loreto, anunció el jueves la ministra peruana de Energía y Minas, Rosa María Ortiz.

"Se ha comprobado que Petroperú realizó bombeo del crudo por el Oleoducto Norperuano, en el kilómetro 213, lo cual significa una grave inconducta y una infracción a lo que había dispuesto el Organismo Supervisor del ministerio de Energía y Minas respecto a que las operaciones quedaban suspendidas desde el 16 de febrero, por dos derrames ocurridos a inicios de año", dijo Ortiz, según una nota del ministerio.

La ministra aclaró que la renuncia del presidente de Petroperú, Germán Velásquez, no excluirá la investigación y procesos administrativos sancionadores a los funcionarios que resulten responsables del bombeo no autorizado.

El derrame de petróleo no llegó al cauce del río y los trabajos de contención ambiental se vienen realizando en la zona, precisó la ministra.

El ministerio de Salud declaró en emergencia la calidad del agua para consumo humano por 90 días, luego del análisis realizado por especialistas en la quebrada afectada por el derrame.

El Instituto de Defensa Civil informó el lunes que 435 personas fueron afectadas por el derrame de unos 600 barriles de crudo que ha llegado a las localidades aledañas a la quebrada Caraña Caño en Loreto, en el norte de Perú.

Por su parte, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) del ministerio del Ambiente, informó que "la fuga del crudo se produjo por una falla de un ducto ubicado a una profundidad de 2,2 metros en terreno seco y arcilloso".

A inicios de este año, se produjeron dos derrames de crudo por fisuras en el Oleoducto Norperuano que afectaron a comunidades indígenas de la región Amazonas (selva norte) y Loreto, alterando el abastecimiento de agua y dañando los terrenos de cultivo.

En esa oportunidad Petroperú fue sancionada con 3,6 millones de dólares y fue obligada a realizar una serie de estudios sobre las aguas que consume la población y a ayudar a las familias a recuperar sus terrenos.

El Oleoducto Norperuano, una de las obras de mayor envergadura en Perú, empezó a funcionar en 1976, y transporta el crudo desde la región Loreto en la Amazonia hasta la región costera de Piura, extendiéndose por unos 800 km.

Temas relacionados