La desgracia de llamarse como el terrorista de Niza

Mohamed Bouhlel compartía tres cosas con el terrorista que arrolló con un camión a cientos de personas en Niza, el pasado 14 de julio: el nombre y el lugar de procedencia y la ciudad donde vivían.

El tunecino Mohamed Lahouaiej-Bouhlel.AFP

El pasado 14 de julio, Mohamed Bouhlel se encontraba de vacaciones en Túnez, cuando su homónimo, Mohamed Lahouaiej Bouhlel, arrolló a cientos de personas, acabando con la vida de 84 de ellas. Ante la indignación generada por el atentado, algunos franceses decidieron buscar en redes sociales al autor de la masacre y empezaron a acosar a Bouhlel creyendo que se trataba del terrorista. Y es que ambos compartían tres cosas: el nombre, su lugar de procedencia y, como si fuera poco, su lugar de residencia. Al principio el acoso fue menor, pero fue escalando, hasta llegar a amenazas de muerte e insultos. Bouhlel publicó en su cuenta de Facebook un mensaje en el que aclaraba que no eran la misma persona y pedía respeto. Pero no fue suficiente; el acoso siguió hasta que Bouhlel se vio en la necesidad de acudir a la Policía a denunciar su caso. (Lea su testimonio)

Luego, Bouhlel le contó su historia a la revista L'Obs. "No, yo no soy el monstruo que ensangrentó Niza", dice el tunecino en su texto, en referencia a una foto suya que fue divulgada en redes sociales con esa leyenda. Y es que los internautas no se conformaron con acosarlo sino que difundieron sus datos para que el acoso aumentara.  "Como tengo mucho miedo de la acogida que me reservarán los que me abruman con amenazas de muerte y de insultos, he preferido retrasar la vuelta a mi ciudad. Se me esperaba en el trabajo el lunes próximo, pero en estas condiciones no creo poder llegar a tiempo", sostuvo Bouhlel, quien ha dicho que su familia en Niza la ha pasado bastante mal con todo esto y que varias personas le han escrito para preguntar por su seguridad. "Espero que se encuentre rápido al autor de esta confusión y que pague por lo que me ha hecho".

Bouhlel señaló que este suceso es particularmente doloroso debido a que durante años trabajó en el Paseo de los Ingleses, escenario de la barbarie, y que, por ello, le dolía mucho que lo involucraran con estos asesinatos. Dijo, igualmente, que su nombre es muy común en Túnez y que, además, el autor de la masacre no es estrictamente su homónimo, debido a que el apellido de este no es Bouhlel, sino Lahouaiej Bouhlel, algo así como un apellido compuesto. "Quiero poder volver a Francia como el hombre honrado que soy", dijo. Para concluir con un llamado a la gente: "pedir a todos los que utilizan las redes sociales que presten mas atención antes de propagar rumores". Y es que casos como el suyo se han presentado alrededor del mundo. En Colombia, por ejemplo, muchas personas han sido procesadas e, incluso, condenadas por ser homónimas de criminales reales. Incluso el Consejo de Estado ha condenado varias veces a la Nación por este error jurídico.

Mientras tanto, en Niza, se siguen conociendo detalles del autor, como que padecía de enfermedades siquiátricas. Este 18 de julio se hicieron varios homenajes en Niza. En uno de ellos, la muchedumbre abucheó al primer ministro francés Manuel Valls; el gobierno de ese país pasa uno de sus peores momentos debido a los ataques en Francia y a la desconfianza que estos han generado.