Despiden a policía acusado de matar a un afroamericano desarmado en EE.UU.

El oficial se enfrenta a la pena de muerte o a 30 años de prisión.

El oficial de policía Michael Thomas Slager, de 33 años, fue arrestado y es acusado del homicidio de Walter Scott, después de que se conociera un vídeo donde se ve a Slager dispararle por la espalda a Scott. AFP

El policía blanco arrestado e inculpado el martes por matar a un hombre negro en North Charleston, Carolina del Sur, fue despedido del cuerpo policial, anunció este miércoles el alcalde de esta ciudad en el sureste de Estados Unidos.

"Quiero decirles que el oficial fue despedido", dijo el alcalde Keith Summey en una conferencia de prensa interrumpida varias veces por los gritos de manifestantes reclamando "justicia".

"No toleramos lo que está mal, poco importa quién" es el autor del crimen, agregó.

El sábado, el policía Michael Slager disparó ocho veces por la espalda a Walter Scott, quien parecía huir del agente tras haber sido detenido en un control vial de rutina, según puede verse en un video enviado por un testigo al diario New York Times.

El oficial, que se arriesga a la pena de muerte o a 30 años de prisión, había explicado que el video no muestra que Scott, de 50 años, lo había agredido y se apoderó de su pistola Taser.

Summey precisó haber visto la grabación el martes por primera vez. "Lo que vi me enfermó", explicó.

El alcalde agregó que el jefe de la policía de North Charleston no tiene posibilidad de comentar el incidente porque la investigación fue delegada a la policía del estado de Carolina del Sur.

Summey agregó que la ciudad recibió una subvención para comprar un centenar de cámaras individuales destinadas a equipar a los policías.

"Es una tragedia horrible" para la familia de la víctima y la del policía, cuya esposa tiene ocho meses de embarazo, añadió el alcalde.

Alcanzado por cinco balas 

El padre de la víctima, también llamado Walter, se dijo devastado por la muerte de su hijo.

"La manera en la que le dispararon, parecía que él (el policía) estaba tratando de disparar a un ciervo (...) Ni siquiera sé si es racismo o tiene un problema mental", declaró al canal NBC, y "agradeció a Dios que (las autoridades) tengan el video".

Antes de que el video fuera difundido, el policía afirmó que Walter Scott lo había agredido y le había quitado su pistola eléctrica. Pero en realidad, tras disparar, el agente camina calmadamente hasta el hombre que yace agonizando y lo esposa.

Slager, de 33 años, parece recoger del suelo un dispositivo que se habría caído durante el altercado y lo deja junto a la víctima, que murió poco después.

En el mandato de arresto se indica que "Thomas Slager (...) mató a la víctima ilegalmente y con premeditación".

"Disparó a la víctima varias veces por la espalda después de un altercado. Todo está basado en pruebas recogidas en el video".

En una rueda de prensa el martes por la noche, el hermano de la víctima se preguntaba qué habría pasado si no hubieran existido las imágenes. "Si no hubiera habido un video, ¿sabríamos la verdad? Pero ahora, conocemos la verdad", dijo.

Los familiares de la víctima calificaron de "héroe" a la persona que filmó la escena de la muerte de Scott.

Scott fue alcanzado por cinco balas, tres en la espalda, una en la oreja y otra en la cola, según Stewart, que cita al médico forense, señaló el informe de New York Times.

El departamento de Justicia anunció que tomará "las acciones necesarias" sobre este caso y que el FBI abrió también una investigación.

Prácticas racistas de la policía

El incidente podría reavivar las tensiones raciales en Estados Unidos, donde en los últimos meses se han conocido numerosos casos de ciudadanos negros muertos a manos de oficiales de policía blancos.

La muerte en agosto de 2014 de otro joven negro desarmado en la ciudad de Ferguson (Misuri) provocó masivas protestas en todo el país.

El policía responsable no fue juzgado por falta de pruebas, pero el Departamento de Justicia publicó un informe lapidario sobre las prácticas de la policía local y de altos funcionarios municipales, algunos de los cuales dimitieron.

Barack Obama, primer presidente negro de Estados Unidos, reconoció en una entrevista que lo ocurrido en Ferguson no era "un caso aislado".

La Casa Blanca recomendó entonces cambios profundos en el seno del cuerpo de policía de Estados Unidos, con el objetivo de mejorar las relaciones entre las minorías y las fuerzas del orden.A tal efecto, recientemente ha sido creada una oficina en el departamento de Justicia dedicada a mejorar las relaciones entre la policía y la comunidad negra.

últimas noticias