Después de seis meses, transportadores pudieron cruzar la frontera con Venezuela