Destinan 13,8 millones de euros a fondos para apoyar a víctimas Germanwings

Sumado al fondo, Lufthansa anunció que en próximos meses se levantarán monumentos en memoria de las víctimas.

Agencia EFE

La aerolínea Lufthansa anunció este martes la creación de un fondo de 7,8 millones de euros (8,6 millones de dólares) para apoyar la formación de los niños y jóvenes que perdieron a alguno de sus padres en la tragedia de Germanwings.

Asimismo, se establecerá otro fondo con seis millones de euros (6,6 millones de dólares)para proyectos de apoyo a los familiares durante tres años.

Lufthansa informó de estas iniciativas en un comunicado, mientras que los abogados de varias de las víctimas alemanas del avión que se estrelló en los Alpes en marzo explicaron que la compañía ha ofrecido una indemnización de 25.000 euros (27.736 dólares) por cada fallecido, a los que se añadirían 10.000 euros (11.094 dólares) para los familiares más cercanos, como padres, hijos o parejas.

Esta indemnización se pagaría al margen de los 50.000 euros (55.472 dólares) entregados en un primer momento tras la catástrofe a los familiares.

En declaraciones a medios germanos, varios de los abogados cuestionaron la indemnización y Elmar Giemulla, letrado que representa a 34 familias, tachó la oferta de "indignante".

Los casos de las víctimas de otra nacionalidad se abordarán según la legislación de cada país de origen.

Al margen de estas indemnizaciones, Lufthansa informó de la creación de un fondo de 7,8 millones para apoyar a largo plazo la educación de los niños y jóvenes que perdieron a padres en la tragedia, cuando el 24 de marzo el copiloto Andreas Lubitz estrelló un Airbus 320 en los Alpes franceses.

Desde otro fondo, que durará tres años y que estará dotado anualmente con dos millones de euros, se financiarán proyectos de apoyo a las víctimas, que serán seleccionados por una comisión que se creará en los próximos meses.

Además, explicó la aerolínea, en los próximos meses se levantarán monumentos en memoria de las víctimas en cuatro de los lugares vinculados al siniestro.

Uno se situará en el aeropuerto de Barcelona, otro en las sede de Germanwings en Colonia, un tercero en las proximidades de Le Vernet, el pueblo francés cercano al lugar de la catástrofe, y el último en la localidad alemana de Haltern.

A propuesta de los familiares de las víctimas de esa pequeña ciudad, que perdió a 16 adolescentes en la tragedia aérea, se han plantado árboles como recuerdo.