Detienen a 26 personas por especular con electrodomésticos

En Venezuela existe un control de cambios desde 2003 que deja en manos del Estado el monopolio de la gestión y administración de divisas.

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, dijo que han sido detenidas 26 personas en diferentes inspecciones llevadas a cabo por el Gobierno en el marco de la "guerra a la especulación" lanzada este mes y que ha supuesto la intervención de negocios, fundamentalmente, de electrodomésticos.

Esas 26 personas fueron "privadas de libertad por incurrir en delitos de acaparamiento, usura y especulación" verificados en 125 operaciones, entre ellas, 34 allanamientos que han derivado en 73 procedimientos penales y 52 administrativos, dijo Ortega en la estatal Radio Nacional de Venezuela, según una nota de la Fiscalía.

También existen "ocho órdenes de aprehensión, siempre en el marco de los operativos en defensa de la economía y los precios justos" que cumplen fiscales, policías, militares y funcionarios gubernamentales, indicó.

El Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, lleva a cabo una campaña contra los altos precios que ha incluido acciones como la ocupación con un operativo "cívico-militar" de una importante cadena de electrodomésticos de Caracas y la fiscalización de decenas de comercios de ese sector comercial.

Los operativos, que continúan, fueron desplegados después de que fuera publicado el dato de inflación de octubre, que reflejó una tasa interanual de 54,3% y un acumulado durante los diez primeros meses de 45,8% y en momentos en que el dólar paralelo ilegal llega a ser hasta 10 veces superior al valor oficial de 6,3.

Maduro, quien lanzó la campaña acusando de "parásitos" y responsabilizando de la situación a los principales gremios empresariales del país, asegura que hay una guerra económica contra su Gobierno y que los altos precios y los márgenes de ganancia superiores al 1000% no se justifican.

La campaña ha incluido también el bloqueo de páginas de Internet en las que se cotiza el dólar paralelo e incluso una solicitud a Twitter para que bloquee cuentas vinculadas con ese tipo de actividad.

En Venezuela existe un control de cambios desde 2003 que deja en manos del Estado el monopolio de la gestión y administración de divisas, que se adquieren a través de una serie de trámites para un determinado número de supuestos.

El Gobierno ha denunciado márgenes de ganancia en los productos de más del 1000%, fraude en la adquisición de divisas por parte de empresas que supuestamente luego venden calculando a un valor muy superior y el incremento artificial de un dólar paralelo ilegal que, dicen, no obedece a ninguna razón económica. 

Temas relacionados