Detienen siete exmilitares chilenos por quemar jóvenes durante dictadura de Pinochet

Los soldados rociaron con gasolina a dos jóvenes, les prendieron fuego, que posteriormente apagaron y los subieron a un vehículo que los llevó a las afueras de Santiago donde los arrojaron a una zanja en un camino rural.

Archivo EFE

La Justicia chilena dictó este martes orden de detención contra siete exmilitares involucrados en el caso de dos jóvenes que fueron quemados por una patrulla militar en julio de 1986, durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Fuentes judiciales precisaron que de los siete involucrados, cuatro ya fueron arrestados por la Policía.

El ministro Mario Carroza dictó la medida después de que Fernando Guzmán, un recluta de la patrulla militar involucrada, contara detalles del crimen.

La orden de arresto se presentó contra Luis Zúñiga, Francisco Vásquez, Sergio Hernández, Julio Castañen, Iván Figueroa, Nelson Medina y Jorge Astengo.

Los hechos ocurrieron en julio de 1986, durante una protesta contra la dictadura de Pinochet (1973-1990), cuando una patrulla militar detuvo en un barrio obrero a Carmen Gloria Quintana, estudiante de Psicología, y al fotógrafo Rodrigo Rojas De Negri.

Los soldados rociaron con gasolina a ambos jóvenes, les prendieron fuego, que posteriormente apagaron, los subieron a un vehículo y se dirigieron a las afueras de Santiago para arrojarlos a una zanja en un camino rural.

Pese a la gravedad de sus quemaduras, Rojas y Quintana lograron pedir ayuda y fueron trasladados a un hospital, donde el fotógrafo murió al día siguiente, mientras la muchacha consiguió recuperarse después de un largo tratamiento.

Quintana se sometió durante años a un proceso de recuperación en Canadá y terminó su carrera, se casó y es madre, aunque su rostro y su cuerpo conservan las huellas de las quemaduras.