Diálogo venezolano acoge mesas de trabajo y víctimas de fallido golpe de 2002

Continúan reuniones en Venezuela para superar la crisis del vecino país.

AFP

Gobierno y oposición se reunieron este jueves por tercera vez en el marco del diálogo para buscar una salida a la crisis política que vive Venezuela en un encuentro que dejó la creación de tres mesas de trabajo y se escuchó a los familiares de las víctimas del fallido golpe de Estado de abril de 2002.

Las partes acordaron tres mesas para abordar la formación de la Comisión de la Verdad, que investigará los hechos violentos ocurridos en el país desde el pasado 12 de febrero; la propuesta de una ley de Amnistía, que el Gobierno rechaza, y la descentralización de competencias en gobernaciones y alcaldías.

Venezuela vive desde hace más de dos meses una ola de protestas encabezadas por sectores opositores y estudiantiles, que en ocasiones se han vuelto violentas dejando un saldo oficial de 41 muertos y más de 650 heridos y que han propiciado estos encuentros con el objetivo de buscar una solución a la crisis generada.

El secretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, informó del acuerdo para la constitución de estas mesas con el fin de agilizar las reuniones semanales, en las que también participan el nuncio vaticano y cancilleres latinoamericanos en representación de la Unasur.

El trío de ministros de Exteriores quedó reducido este jueves a dúo, ya que el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, no pudo acompañar a sus pares de Colombia, María Ángela Holguín, y Brasil, Luiz Figueiredo, al estar con el presidente Rafael Correa de gira por Europa.

En el encuentro de este jueves, tal y como se había acordado la semana pasada dentro de las deliberaciones para la ley de Amnistía, la oposición escuchó a los familiares de las víctimas del fallido golpe de Estado de abril 2002 contra el entonces presidente Hugo Chávez y que dejó 19 muertos y más de 110 heridos.

"Hubo una reunión que califico de histórica, la mesa de diálogo de paz recibió a las víctimas del 11 de abril y las víctimas del 11 de abril durante una hora le explicaron a los dirigentes políticos de la oposición (...) todo lo que fue la operación de masacre para justificar el golpe de Estado", dijo el presidente venezolano, Nicolás Maduro, en un acto público.

Para el gobernante, "sin lugar a dudas este tipo de ejercicios, de encuentros de la verdad, nos va a dar muy buenos resultados a mediano plazo para ir sembrando palabras de paz".

Con la ley de amnistía, que el Gobierno rechaza, la oposición solicita que los estudiantes detenidos desde el 12 de febrero en las protestas y los denominados "presos políticos", entre los que cuenta al dirigente Leopoldo López, dos exalcaldes y el comisario Iván Simonovis sean liberados.

Simonovis fue condenado a 30 años de cárcel por los asesinatos de dos personas durante el golpe de 11 de abril de 2002 y la oposición solicita su excarcelación por motivos humanitarios alegando una situación de deterioro de salud.

"Nos parece ofensivo, grosero, oportunista la solicitud de una ley de amnistía, no puede haber amnistía cuando este juicio apenas comienza", indicó Edgar Márquez en nombre de la Asociación de Víctimas del Golpe de Estado del 11 de abril en Venezuela (Asovic).

"Nosotros no somos dios y no damos perdón, no creemos en ninguna ley de amnistía ni la compartimos, y se lo dijimos a todos", añadió, insistiendo en que no pueden convalidar esa iniciativa hasta que no se sientan "resarcidos".

Márquez agradeció no obstante a los miembros de la oposición que estuvieron presentes en el diálogo, "más allá de los cuestionamientos que hicimos sobre la mesa de algunos de ellos y su conducta", dijo.

"Los escuchamos con muchísimo respeto, que fue una conversación para nosotros muy interesante, muy importante en la perspectiva humana y venezolana", comentó Aveledo sobre lo expuesto por la Asovic.

"El sentido de esta lucha y de los diálogos es que esa dolorosa experiencia vivida por los venezolanos no se repita jamás (...) no importa su opción política, no importa su posición en el debate nacional", añadió.

Aveledo agradeció a Holguín que expusiese la experiencia de su país con el conflicto interno para, dijo, "ponernos a todos de manifiesto, para hacernos a todos pensar".

"Celebro las palabras del doctor Ramón Guillermo Aveledo, tengo que decirlo, cuando dijo que cosas como estas no deben repetirse más nunca en Venezuela, así lo creo de verdad, los demócratas verdaderos no podemos permitir que cosas como esa se produzcan más nunca en Venezuela", señaló Maduro posteriormente.