Lo que dijo Sonboly antes de matar nueve personas en Munich

Un video, revelado por Daily Mail Online, muestra una discusión entre un hombre y el joven germano-iraní Ali Sonboly segundos antes de que este asesinara a nueve personas. Aunque breve, en este se ve a Sonboly hablando de los migrantes y quejándose de matoneo en su contra.

Ali Sonboly llevaba días preparando el ataque en el que acabó con la vida de nueve personas. Incluso, a través de Facebook, había invitado a la gente a que visitara el centro comercial donde iba a perpetrar la masacre. Tanto la familia de este joven germano-iraní de 18 años como sus vecinos han dicho que Sonboly era un muchacho calmado, algo retraído, del que no se esperaría una reacción como esta; sin embargo, un pequeño video, revelado por el diario británico Daily Mail Online, quizás dé pistas sobre lo que estaba pensando Sonboly al momento de atacar en Munich. 

Sobre Sonboly se ha dicho que estaba obsesionado con las matanzas y con los lobos solitarios, aquellas personas que cometen atentados terroristas por su cuenta y en solitario. Pero en el breve video, se ve a Sonboly quejándose de matoneo en su contra. Al hombre que discute con él desde una terraza le dice: "Fui acosado por gente como usted por siete años (...) Y ahora tengo que comprar una pistola para dispararte", en referencia a la 9 mm que utilizó para la masacre y que, según las autoridades, había comprado en el mercado negro. 

Luego, se oye una voz que dice "turcos de mierda", debido a que, al parecer, confunde a Sonboly con un integrante de la comunidad turca, una de las mayores de Alemania. Luego, el hombre le grita al atacante "extranjero hijo de puta". A lo que este responde que es alemán y le grita que deje de filmar. "Sí, es así; yo nací aquí", reitera Sonboly. "Crecí aquí en el área de Hartz 4", en referencia a un barrio pobre de Munich y, a su vez, a un reconocido programa del gobierno para atender a las personas desempleadas o en condiciones poco favorables.

Luego el hombre, desde la terraza, le dice que lo mejor para él "sería un tratamiento". Y Sonboly responde que no ha hecho nada, que se calle. En un momento el joven empieza a disparar hacia donde se encuentra su interlocutor y entonces intercambian las últimas palabras: "Apuesto para que hagan mierda tu cabeza", dice el hombre;
"No, no lo van a hacer. Ese es el punto: no lo van a hacer", responde. Al final, Sonboly se suicidó.